contacte: anticapitalistes@anticapitalistes.net

 



 

Anticapitalistes
  
dimarts 31 d’octubre de 2017 | Manuel
Tras 370 días de huelga finaliza con éxito el conflicto de las trabajadoras de las residencias en Euskadi.


Esta semana finalizaba el larguísimo conflicto de las trabajadoras de las residencias en Euskadi. Tras muchas movilizaciones, muchos dolores de cabeza y 370 días de huelga, la valentía de organizarse ha tenido su recompensa.

Esto no es una frase hecha, no es nostalgia del otrora poderoso movimiento obrero del siglo XX. Es una realidad y los hechos concretos lo demuestran.

El acuerdo recoge las siguientes conquistas:

- El incremento salarial será de más de 140 euros mensuales. Se empezará a aplicar desde septiembre de 2017, con una subida lineal mensual de 40 euros en 2017 y 2018; una subida de 45 euros al mes en 2019; y una subida lineal de 55 euros mensuales en 2020.

- En la jornada laboral se acuerda una reducción progresiva de la jornada del convenio sectorial de casi 200 horas. De las actuales 1.698 horas de trabajo (de ellas, 15 para formación) pasaremos a trabajar 1.517 horas (20 para formación). Por un lado, logramos las 35 horas semanales, pero también se reconocerá a todas las trabajadoras el descanso del bocadillo como tiempo de trabajo efectivo. Esta reducción de jornada traerá consigo que haya más trabajadoras en los centros mejorando así la calidad asistencial de usuarios y usuarias.

- Además, se logra el reconocimiento de la no penalización económica en caso de accidente laboral o enfermedad profesional, percibiendo el 100% del salario en estos casos. También aumenta el plus de fin de semana (de 1,70 a 2,75 euros) y los pluses de nocturnidad.

En estos días, también algo empieza a moverse en el todopoderoso Inditex. Vuelven a ser, como en el caso de las residencias, mujeres organizadas que ya no tienen miedo. En Pontevedra las trabajadoras consiguen cerrar las tiendas Bershka, por primera vez en la historia de la multinacional dirigida por Amancio Ortega.

Parcialidad no deseada, horas extras forzosas, imposibilidad de descansar adecuadamente, etc. son las causas de esta histórica movilización. Ojalá el conflicto también acabe con una victoria en el casillero de las trabajadoras.

Dos cosas podemos sacar en claro de esto:

1. La buena salud de movimiento feminista y su transversalidad. Los conflictos laborales liderados por mujeres se suman a larga lista de espacios donde se libra la batalla por la igualdad real. En las universidades, los institutos, en los medios de comunicaciones, en las propias organizaciones políticas y sociales, en las calles y por supuesto también en las casas.

Está clarísimo, que sin las mujeres, es imposible pensar en un cambio real en nuestro país (ni en ninguno).

2. La resignación, el miedo y la normalización de la precariedad solo conducen a una salida, más sufrimiento. Ahora bien, si nos organizamos con las que tenemos al lado, con imaginación, estando dispuestas a invertir tiempo y energía, podemos ganar. La historia está llena de ejemplos. Las trabajadoras de las residencias o las de Bershka demuestran que en 2017, también se puede.

No cabe duda, organizarse y luchar, vale la pena.

+ Info:

Las residencias recobran la normalidad: fin a 370 días de huelga y de lucha por dignificar los cuidados. 27/10/2017

El conflicto de las residencias se cierra con un acuerdo mayoritario


A la mateixa secció:


La “humillación laboral” de las trabajadoras del envasado en Almería


La lluita contra la precarietat dels ‘riders’ de Deliveroo


Las trabajadoras de Bershka de Pontevedra protagonizan la primera huelga indefinida de Inditex


Prohiben a Las Kellys una manifestación frente al Hotel Melia de Alacant


De Kellys, ‘riders’ y subcontratas. El nuevo sindicalismo y la condición precaria


¿Qué hacer antes de firmar un despido?


Y le llaman democracia ¡¡¡ Sobre la huelga de El Prat (Escrito el 13.8.2017)


Intersindical Valenciana impulsarà mobilitzacions laborals unitàries


La huelga de El Prat despega hacia otros aeropuertos y sectores de AENA


Les ’kellys’ de Benidorm organitzen una cadena humana "contra la precarietat laboral"

Creative Commons License Esta obra est� bajo una licencia de Creative Commons by: miquel garcia -- esranxer@gmail.com