contacte: anticapitalistes@anticapitalistes.net

 



 

Anticapitalistes
  
dimecres 12 d’abril de 2017 | Manuel
ETA deja en manos de Euskal Herria su arsenal y se declara «organización desarmada»

Gara

ETA ha hizo público el 7 de abril un comunicado en el que se declara «organización desarmada» tras explicar que su arsenal se encuentra ya en manos de la sociedad civil.

La noticia de que ETA ya no tiene armas se ha conocido mediante la BBC británica, aunque su comunicado ha sido remitido también a medios vascos. El texto está redactado en euskara, español, francés e inglés. Entre el comunicado remitido a la BBC y el enviado a medios vascos existe un pequeño matiz. En el primero, ETA se dirige a la Comunidad Internacional y, en el segundo, lo hace también al Pueblo Vasco.

En el texto, ETA hace saber que «ya es una organización desarmada, pues a estas alturas las armas y explosivos que tenía bajo su control se encuentran en manos de la sociedad civil».

Añade que ha sido un camino «duro y difícil, debido a que los estados español y francés han puesto todo los obstáculos y problemas posibles, empecinados en el esquema de vencedores y vencidos, enrocados en la vía policial».

Frente a ello, pone en valor a la sociedad civil y el paso dado al «asumir la responsabilidad política y técnica del desarme». A su juicio, ha supuesto «una aportación determinante para desatascar la situación de bloqueo que llevaba camino de enquistarse». Resalta, igualmente, el apoyo de las instituciones vascas.

Advierte de que el proceso de desarme no ha concluido, en espera de la jornada de mañana, y de que, por lo tanto, aún se pueden sufrir «ataques de los enemigos de la paz». Enfatiza que «la única garantía para seguir avanzando es la de los miles de personas que se reunirán mañana» en Baiona en apoyo del desarme.

«Tomamos las armas por el Pueblo Vasco y ahora las dejamos en sus manos, para seguir dando pasos al objeto de lograr la paz y la libertad en nuestro pueblo, porque para avanzar en la agenda de soluciones hay que adquirir compromisos», concluye ETA.

Comunicado ETA aquí


Artesanos monitorizan «in situ» y hasta el final el desarme

IÑAKI SOTO, IÑAKI ALTUNA

El día del desarme comenzó en realidad bien de madrugada y lejos de los focos de los medios de comunicación concentrados en Baiona. Nada menos que 172 voluntarios, artesanos por la paz, dejaron sus casas y se dirigieron a los puntos donde se encontraban las armas de ETA. La sociedad civil se hacía cargo. Eran ocho puntos, tres en Ipar Euskal Herria y los otros cinco fuera del país, aunque no muy lejos. En seis de ellos se encontraba el armamento inventariado y sellado desde 2014. En los otros dos puntos, el material ha pasado directamente a la fase de desarme sin ese paso previo tras lo ocurrido en Luhuso. En todos los puntos, menos en uno, el material se encontraba enterrado, y ninguno de ellos correspondía a un inmueble. El material estaba dispuesto para el desarme.

Mientras los 172 artesanos tomaban posiciones, en Baiona, en su Casa Consistorial, se producía el primer acto público. Tras reunirse, comparecían ante los medios el representante de la sociedad civil Txetx Etcheverry; el alcalde de Baiona y presidente de la Mancomunidad Vasca, Jean-René Etchegaray; el coordinador de la Comisión Internacional de Verificación Ram Manikanningam; y dos caras nuevas en este proceso, a modo fedatarios del desarme. Se trataba del reverendo Harold Good, que tuvo un papel muy importante en el caso irlandés en labores similares, y el arzobispo de Bolonia, Matteo Zuppi, que destaca por su labor como diplomático y su estrecha relación con el Papa Francisco.

Cuando, semanas atrás, la iniciativa del día del desarme estaba siendo perfilada, se bajaró como opción segura que los lehendakaris Iñigo Urkullu y Uxue Barkos estuvieran también en esa foto. Sin embargo, el presidente de la CAV se ha ido distanciando de esa posibilidad. Michel Tubiana, presidente de honor de la Liga de los Derechos Humanos en el Estado francés y promotor de los artesanos de la paz, dijo ayer que la puerta había estado abierta para Uxue Barkos e Iñigo Urkullu, y puso en valor el papel de Etchegaray. Al parecer, la reunión de esta semana entre los tres mandatarios no había sido tan dulce como se había filtrado desde Lehendakaritza. La intervención directa en el desarme de los artesanos de la paz, las dudas sobre su legalidad, las cuotas de protagonismo y el hecho de que la responsabilidad en la relación con las autoridades francesas recayera en otros habrían motivado que Urkullu eligiera hacer su propia comparecencia en Donostia, y arrastrara también a Barkos, que optó por pronunciarse simplemente con una nota del Gobierno navarro.

De esa reunión del Ayuntamiento, donde la sociedad civil informó a la CIV sobre los depósitos de ETA, salió el hilo de contacto con las autoridades francesas. Los artesanos de la paz ya custodiaban los «zulos», a los que llegarían horas después las fuerzas policiales, cuya presencia fue nula en las primeras horas. Parecía que se cumplía un guión.

Simultáneamente, los artesanos informaban de los pormenores de esos depósitos, con fotos, vídeos y el inventario del armamento. El desarme era ya un hecho. «Un gran paso, un día incontestablemente importante», según declaró el ministro del Interior francés, mientras en Madrid la estrategia era la contraria: tratar de restar importancia al acontecimiento.

Entretando, Baiona se convertía en un auténtico hervidero. Los foros, las charlas de expertos y las valoraciones de los políticos se sucedían mientras la gente, miles y miles de personas, tomaban las calles. Ya solo quedaba la traca final, con un acto popular en la Plaza Paul Bert que combinó la reflexión sobre el pasado con la toma de posición para un futuro por escribir. El punto de inflexión lo marca este día que cambia el escenario y quizás también la relación de fuerzas entre una unidad de acción emergente en Euskal Herria y unos estados enrocados.

8/4/2017


Otegi afirma que el desarme «pasará a la historia» como una «aportación inestimable a la paz»

El secretario general de Sortu, Arnaldo Otegi, ha considerado que el desarme de ETA, culminado el sábado en Baiona, «fue la aportación inestimable de una organización a la paz de este país» y que «así pasará a la historia».

En una entrevista en Radio Euskadi, Otegi ha dicho sentirse «contento» porque los actos del sábado en Baiona se desarrollaron «como estaba previsto» y «la sociedad vasca se tiene por felicitar porque las cosas se han hecho bien» y el proceso se desarrolló «sin incidencias».

Ha reprochado al lehendakari que no asistiera a los actos de Baiona. «Iñigo Urkullu estaba inaugurando una línea del metro en Bilbao, cuando se estaba produciendo una de las noticias más importantes de nuestra historia reciente que es el desarme» de ETA y ha opinado que con sus actos «cada cual se retrata».

El secretario general de Sortu ha afirmado la imagen del sábado «para nada fue la foto de la derrota», ha afirmado que resulta «una grave irresponsabilidad tratar de construir un relato sobre la humillación de una de las partes», algo que, según sus palabras, «no lleva a ningún sitio» y es una «irresponsabilidad».

Otegi considera que, este acto que dio paso a que «no haya ninguna organización armada en este país» sirve para «pasar pantalla» y «poner en marcha otros temas en el país, de manera constructiva».

«Toca hablar de otras casas»

«Toca decir que el desarme ya se ha producido y ahora toca hablar de otras cosas, que son los presos de ETA, la dispersión, desmilitarización del país y la política de excepción. Habrá que hablar de otras armas que todavía están en el país y que también tienen que desaparecer de la ecuación política vasca», ha dicho.

Para Otegi, ahora «todos los presos tienen que volver a casa» porque «los estándares internacionales de resolución de conflicto exigen eso o planteen esa vía como una vía para construir un escenario diferente».

Además, cree que «habrá que empezar a discutir de las políticas de excepción que se aplican a los presos políticos vascos, que también tendrán que ser desactivadas y desarmadas». «Hay que empezar a hablar también del necesario repliegue de las FSE en nuestro país», ha insistido.

Sobre el colectivo de presos, ha señalado que se encuentra ahora inmerso en un debate que, cree que «se estará desarrollando con unas ciertas dificultades, porque la propias dispersión hace que se haga lleno de obstáculos». «Lo que están debatiendo es cuál va a ser la posición del colectivo de presos políticos vascos en esta situación», ha dicho.

Según ha apuntado Otegi, «en mayo o junio» se conocerá «el resultado de ese debate». «Lo que van a hacer los presos es resituarse en un nuevo escenario y hacer una aportación, no solo a la paz, sino a la lucha por la independencia de este país», ha asegurado.

Preguntado por si ahora es el momento para la disolución de ETA, Otegi ha advertido de que no va a hacer «ningún tipo de petición pública a ETA en ese sentido» y se ha mostrado «convencido de que ETA abordará ese debate, de que sus militantes lo harán con altura de miras y sabiendo cuál es su responsabilidad histórica, pero me parece que la política de peticiones públicas nunca ha sido adecuada».

«Hay que dejar a esa organización que debate con serenidad y absoluta tranquilidad cuál es su futuro, y cuando tome una decisión, que la haga pública». «Estoy seguro que la decisión va a estar en la buena dirección», ha dicho.

10/4/2017


Powell califica de «histórico» el desarme de ETA y muestra su sorpresa por la actitud de Madrid

El que fuera jefe de gabinete de Tony Blair y uno de los firmantes de la Declaración de Aiete, Jonathan Powell, ha dado la bienvenida al «histórico» desarme de ETA, al tiempo que ha expresado su sorpresa por la postura mantenida por el Ejecutivo español, del que dice que «a diferencia de cualquier otro gobierno que he conocido en una situación análoga», ha puesto «obstáculos» en este proceso. Rechaza, además, el intento de presentarlo como una derrota.

En un artículo publicado en el ‘Financial Times’, Jonathan Powell califica de «histórico» el desarme de ETA y señala que, al igual que ocurrió en el norte de Irlanda, el paso supondrá un «punto de inflexión».

Tras destacar el carácter unilateral del desarme, Powell se muestra sorprendido por la actitud mantenida por el Gobierno del PP. «En 2011, después de largas negociaciones con el Gobierno socialista, ETA emitió una declaración poniendo fin a su campaña armada. Sin embargo, el Gobierno de derecha que asumió poco después en España no quiso comprometerse y la cuestión de las armas quedó en el limbo», describe.

Subraya que «a diferencia de cualquier gobierno que he conocido en una situación análoga, la administración se esforzó para poner obstáculos al desarme de ETA». Recuerda, en ese sentido, la detención de personas vinculadas a las tareas encaminadas al desarme y la aún «más extraña» decisión de llevar ante los tribunales, en febrero de 2014, a los integrantes de la Comisión Internacional de Verificación (CIV).

El exjefe de gabinete de Tony Blair afirma que la vía política «está funcionando. Sortu, el equivalente de Sinn Féin, es ahora el segundo partido tanto en la región vasca como en Navarra. Pero incluso ahora es poco probable que el Gobierno español acoja con agrado la entrega de armas de ETA».

«Han tratado de retratarlo –añade– como una derrota y han reclamado una petición de perdón y la disolución de la organización. Fui atacado por la prensa española de derechas por defender que no debería haber vencedores y vencidos si iba a ser una solución duradera». «Si una de las dos partes siente que ha perdido, al final volverá al campo de batalla», asegura Powell, quien concluye recalcando, «a pesar de las pegas en Madrid, los acontecimientos de este pasado fin de semana en Francia son históricos. Ponen fin a más de 50 años de conflicto en los que eta mató a cerca de 900 de personas, en su mayoría civiles. Marca el fin de este tipo de terrorismo en Europa para bien, aunque, tristemente, un nuevo tipo de terrorismo islamista ha tomado el relevo».

10/4/2017


A la mateixa secció:


Miles de manifestantes de las Marchas de la Dignidad toman las calles


Resurrecciones e imposturas de Pedro Sánchez


Euskal Herria: Represión al barrio autogestionado de Errekaleor en Vitoria-Gasteiz.


Canarias: Récord en turismo y en empobrecimiento de la población


Euskal Herria: ELA analiza la actualidad con motivo del Aberri Eguna 2017


El nuevo gobierno del PP y el Plan de ajustes


La violencia benemérita y policial


Con ustedes la Gran Coalición Invisible: El Gobierno en la sombra del Ibex35


¿Por qué protesté contra González y Cebrián?


Altsasu: ¿agresión, trifulca o algo más?

Creative Commons License Esta obra est� bajo una licencia de Creative Commons by: miquel garcia -- esranxer@gmail.com