contacte: anticapitalistes@anticapitalistes.net

 



 

Anticapitalistes
  
diumenge 13 de novembre de 2016 | Manuel
El nuevo gobierno del PP y el Plan de ajustes

Jesús Jaén

(Da igual) la composición (del nuevo) gobierno. Los mismos perros con distintos collares.

El nuevo plan de ajustes (¿alguien pensaba que se habían acabado?) viene motivado por el ultimátum de Bruselas para recortar el déficit público en 2017 del 4,6% al 3,1%. Esto supone una cantidad de 15.000 millones de euros –que Bruselas ha ido renegociando dada la crisis política-.

Los “expertos” (esos que casi nunca aciertan, ni abogan por unas políticas más sociales); señalan que, dado el crecimiento del PIB en un 3,4%, no será necesario recortar más que 5.500 millones de euros ya que los 9.000 restantes vendrán “solos” gracias a las inercias del crecimiento.

El cuento de la lechera ha tenido muchas veces -en este país- un final muy poco feliz.
¿Qué ocurriría si el crecimiento es menor al previsto? ¿Acaso no se está gestando una nueva recesión económica a nivel mundial? ¿Cuántas veces han corregido Guindos o Montoro las cifras de ingresos y gastos públicos? ¿Estamos ante déficits puntuales o ante problemas estructurales y crónicos? Más preocupante incluso es la situación de la llamada caja de la seguridad social, que el gobierno del PP ha dilapidado en unos pocos años. ¿Qué va a suceder con las pensiones? Ya se está hablando de “ingresos extras” o sacar las pensiones de viudedad y orfandad que serían financiadas por otras vías (la cantidad es de 20.000 millones).

Sea como sea, el nuevo gobierno, solo tendrá una alternativa siguiendo la senda de Bruselas. Incidir en los planes de ajuste y recortes sociales. Ya sea por valor de 5.500 millones o 15.000 millones. Y en ese sentido, la vía impuestos (ajuste suave) no creemos que fuera suficiente. El escenario más probable es una nueva vuelta de tuerca hacia los trabajadores del sector público o haciendo caja con la venta del patrimonio público (servicios sociales, educación o sanidad).

Para esta hipótesis es para lo que nos tenemos que preparar. Son los tiempos que nos han tocado vivir. Mientras la apuesta de los gobiernos, en época de crisis económica, sea el control del gasto público y la transferencia de recursos públicos hacia las empresas privadas, no tendrán otro camino que ajustar las clavijas a los trabajadores y a sus derechos sociales o laborales.

¿Se podría cambiar esta dinámica infernal? Por supuesto. En primer lugar desarrollando una política económica y social más favorable a la inmensa mayoría de la población, tanto en materia fiscal, social o salarial. En segundo lugar, promoviendo en los centros de trabajo y barrios, una gran campaña de información y concienciación que prepare un ambiente más favorable a la movilización. Por ahí tenemos que empezar ya.

25/10/2016

mats


Las pensiones sí se tocan

Elena Martínez

Según publica hoy eldiario.es, una de las primeras reformas que va a afrontar el nuevo gobierno de Rajoy es la reforma de las pensiones. Y una de las ideas que parecen estar barajando es la de sacar del sistema de pensiones las de viudedad, que pasarían a ser gestionadas por las CC.AA y se convertirían en una prestación asistencial.

¿Qué significa esto?

En primer lugar acabar con un derecho, ya que estas pensiones se han generado por la contribución de un trabajador.

En segundo lugar no tendrían por qué ser iguales en todos los territorios, ya que las CC.AA. no tienen un mínimo para las prestaciones asistenciales que le corresponden.
En tercer lugar se estaría maquillando un agujero que ha provocado el gobierno al meter mano en la hucha de las pensiones cuanto ha podido y siempre con fines electoralistas y partidistas.

Y en cuarto lugar, y creo que lo más importante, es un agravio tremendo a millones de mujeres (son las que cobran la mayoría de los casi 2 millones y medio de pensiones por viudedad actuales). Con un acto así se despreciaría el trabajo doméstico y la labor que han realizado durante muchos años cientos de miles de mujeres que, en muchas ocasiones, no han tenido acceso al mercado de trabajo. Sin olvidar, por supuesto, que en muchas ocasiones es la única fuente de ingresos en la unidad de convivencia y que su reducción supondría sumir en la pobreza a muchas mujeres agravando la situación en que ya se encuentran muchas de ellas actualmente.

En unos tiempos en los que se plantea el reparto del trabajo doméstico dentro del hogar y en el que se hacen campañas para que no suponga una sobrecarga para las mujeres, una medida como esta lo que viene a decir es lo que ya sabemos: que el bienestar de las mujeres y la igualdad entre mujeres y hombres no es una prioridad para el gobierno del PP, del de antes y del de ahora.

Las mujeres son, hemos sido, monedas de cambio en las políticas del PP. Un ejemplo lo tuvimos con la ley del aborto de Gallardón. Ahora, después de la mala administración de la hucha de las pensiones (hay que recordar que cuando Rajoy asumió el poder estaba en máximos históricos) lo que se plantea es recortar eliminando como prestación contributiva la viudedad que, en alguna media, intenta reconocer y equiparar el trabajo dentro y fuera de casa.

Fátima Báñez tiene suficiente con rezar a la virgen. Nosotras, no.


A la mateixa secció:


En Murcia se formó una rebelión ciudadana que ha hecho historia.


Murcia se radicaliza contra el muro y la represión


Tras el referéndum del 1-O catalán: Sobre el Manifiesto “blanco”


Múrcia, Linares, Algeciras, El Bierzo: la gente se moviliza


Errekaleor bizirik. Errekaleor vive: Comunidad y resistencia


Verano caliente: del suicidio de Blesa al 1-O


Errekaleor, la otra orilla


Euskal Herria: Una ola de solidaridad desborda Errekaleor, “No podrán pararnos, ni derribarnos”


Miles de manifestantes de las Marchas de la Dignidad toman las calles


Resurrecciones e imposturas de Pedro Sánchez

Creative Commons License Esta obra est� bajo una licencia de Creative Commons by: miquel garcia -- esranxer@gmail.com