contacte: anticapitalistes@anticapitalistes.net

 



 

Anticapitalistes
  
dimecres 19 d’octubre de 2016 | Manuel
Un espacio de reflexión en Podemos: Andalucía Digna


Andalucía Digna ha decidido no presentar candidatura a la dirección de Podemos Andalucía. No se va a participar con candidatura propia pero sí como espacio de reflexión y debate en el proceso asambleario, defendiendo nuestras posiciones en los círculos que nos quieran escuchar. Un espacio que vamos a articular y que va a tener continuidad más allá de este proceso. 24/10/2016 Más info aquí.

Manifiesto

Andalucía Digna es un espacio de reflexión en Podemos abierto a todas las personas comprometidas con el cambio político y la transformación social. Una iniciativa que no se crea contra nadie y que busca una mayor apertura al exterior y una firme defensa de las garantías democráticas y el pluralismo interno.

A veces se puede llegar más rápido si se viaja sólo, nosotras y nosotros queremos llegar lejos y eso sólo se consigue acompañándonos mutuamente en nuestra pluralidad. Porque los logros de un colectivo son siempre el resultado del esfuerzo combinado de todos y todas.

Queremos sumar para lograr una síntesis superadora de las divisiones injustificables ancladas en el pasado que han impedido, en gran medida, el avance de Podemos como proyecto de mayorías.

Apostamos por construir colectivamente, aprovechando las capacidades e iniciativas de todos y todas, sin preguntar su procedencia; depositamos nuestra confianza en los círculos porque sin participación real e implicación consciente de los inscritos e inscritas no es posible Podemos; deseamos horizontalidad y democracia frente a verticalismos y dedazos; pretendemos canalizar sinergias que enriquezcan nuestro conocimiento social y fortalezcan nuestro compromiso; combinamos ideas y acción, discurso y movilización, gestión y calle.

Tenemos que preguntarnos qué Podemos queremos. Y hay dos opciones, ambas legítimas en el debate de ideas. Es el momento de elegir si queremos que Podemos aspire a ser un partido más del tablero político que contribuya a la gobernabilidad y estabilidad institucional del régimen o por el contrario, recuperamos la frescura y viveza de una nueva forma de hacer política aliándonos con la gente frente a los mercados y a la casta. Nosotras, las personas que firmamos este manifiesto, optamos, sin ningún género de dudas, por la segunda opción.

Queremos que Podemos, junto a las múltiples expresiones del movimiento por el cambio, como son las candidaturas municipalistas de unidad popular, los movimientos sociales comprometidos, el sindicalismo de base, las luchas y movilizaciones que protagoniza la ciudadanía, sea el adalid de la construcción de una alternativa frente a la corrupción y el turnismo de un régimen que hace aguas. No hemos nacido para tener el BOJA y el BOE en nuestras manos y ser obligados a gestionar los recortes y las miserias presupuestarias. Nacimos para que nunca más gobiernen los mercados, para construir soberanía popular, para que la gente decida todo porque lo queremos todo.

El pueblo es la parte que quiere convertirse en el todo. Y esa parte se convirtió en todo cuando dió ese salto valiente de lo social a lo político, de las plazas a las marchas, del 15M a la dignidad de los pueblos acogidos por el Madrid rebelde un histórico 22M. Un espíritu aglutinador de las demandas y reivindicaciones sociales que nace de la indignación ante la pérdida de derechos y libertades en favor de los privilegios de la oligarquía, de los poderosos. Podemos nace del pueblo indignado que dice basta de corrupción y de recortes de derechos y libertades. Queremos recuperar esa frescura de los primeros momentos, esa impertinencia plebeya que mira a los ojos a la casta y les dice se os acaba el cuento.

Y esto sólo se consigue ilusionando de nuevo a muchas personas que nos han abandonado o han dejado de ser activos en sus círculos hartos de disputas internas importadas, amiguismos y luchas palaciegas de la peor calaña. Nos proponemos abrir las puertas y ventanas para que entre la luz de muchas personas ninguneadas que tienen mucho que aportar y convertir Podemos en una herramienta colectiva que sea útil para el empoderamiento de la gente.

Vivimos en Andalucía. Y ya esta frase es decirlo todo. No se puede analizar la realidad sin partir de este contexto. Porque nuestra tierra no sólo es singular por su larga historia y rica cultura, sino también porque adolece de problemas estructurales, debilidades y amenazas que nos han conducido a la subalternidad política y a la dependencia económica.

En Andalucía, tenemos una tasa de exclusión social infantil 15 puntos superior a la media del conjunto del estado. Tenemos una tasa de desempleo nueve puntos por encima de la media estatal. Nuestra tasa de escolaridad en el primer ciclo de educación infantil es del 36,7% mientras que, por ejemplo, en la Comunidad Autónoma Vasca es del 91,6%. Nuestra renta per capita sigue estando 26 puntos por debajo de la media estatal, más o menos igual que hace décadas. En cualquier indicador social estamos en la cola.

Todas las supuestas modernizaciones y campañas publicitarias de la Junta de Andalucía encallaron en el dique de la macabra realidad del paro masivo, el exilio económico de nuestra juventud y la violencia de los desahucios. Todos los discursos triunfalistas quedaron vacíos frente a la corrupción sistémica del régimen.

En Andalucía hace falta democracia y libertad con mayúsculas porque el relato oficial adultera cada día la realidad de sus gentes. La historia nos la siguen robando y la cuentan los poderosos. Es hora de que el pueblo andaluz protagonice de nuevo su destino como lo hizo aquel 4 de Diciembre en el que derramaron criminalmente la sangre de los andaluces y andaluzas. Hay que ganar Andalucía y derrotar de una vez el régimen que canta el himno por obligación protocolaria. Nosotras y nosotros lo hacemos sintiendo en el corazón el ansía de justicia que aún sigue pidiendo tierra y libertad.

Andalucía lleva décadas sufriendo las mentiras e imposturas de unos pocos. Es mentira que gobierne el socialismo, mentira que con Franco se enterrara el régimen, mentira que los ERE’s fueran cosa de cuatro chorizos y unos cuantos garbanzos negros. Falso el discurso de la democracia, mientras nos gobiernan desde la distancia los que siempre han considerado Andalucía una tierra para el saqueo. Falso el discurso de que la soberanía del pueblo andaluz reside en el Parlamento, mientras el Susanato no cumple con los mandatos del pueblo porque éstos van en contra de los intereses de los que verdaderamente detentan el poder. Falso el discurso del Estado del bienestar cuando el desmantelamiento progresivo de los servicios públicos más básicos es una constante.

Apostamos por la memoria y la esperanza, por la utopía y la dignidad, por levantar Andalucía con sus gentes, con sus hombres y mujeres que luchan cada día frente a la ignominia del caciquismo. Nos queremos libres.

Reivindicamos una herencia. La de aquellos y aquellas que se atrevieron a luchar y a soñar. Desde Blas Infante a Diamantino García hay un sendero de utopía que queremos recorrer. Queremos construir poder popular en la lucha por el pan, el techo, el trabajo, la democracia y la soberanía. Las ventanas de oportunidad se agotan cuando se abre paso el desaliento. Hace mucho se dijo que donde hay una necesidad nace un derecho. Esa revolución está, no se ha apagado. Arde con la fuerza del discurso de la transformación social desde una ética en clave de coherencia, renuncias materiales, proximidad a los problemas de la gente, entrega y fortaleza ante la represión.

Hacemos un llamamiento a construir colectivamente un nuevo tiempo. Nuestra intención es trasladar ideas para seguir pensándolas, plantear propuestas para seguir trabajándolas, impulsar iniciativas para seguir sumando, comprender las complejidades para poder cambiarlas, empujar utopías para seguir soñando.

Firmantes

Diego Cañamero Valle, diputado por Jaén

Maricarmen García Bueno, parlamentaria andaluza por Sevilla

Libertad Benitez Galvez, parlamentaria andaluza por Cádiz

Benito Zambrano Tejero, guionista y director de cine

Cristina Honorato, concejala de Participa Sevilla

Pedro Antonio Honrubia Hurtado, asistente del Grupo Parlamentario Unidos Podemos en el Congreso

María Jimenez Rodríguez, trabajadora social y antropóloga, Almería

Susana Serrano, concejala de Participa Sevilla

andaluciadigna


A la mateixa secció:


Present i bagatge de la lluita no-violenta


El “momento populista”: Chantal Mouffe: la “postdemocracia” y la izquierda


El Kurdistán libertario nos atañe


Entrevista con Eric Toussaint: Para mantener una línea de cambios profundos, es fundamental la autoorganización de la población y la presión popular sobre los gobiernos


Mélenchon, Francia Insumisa, populismo


Catalunya: ¿De comunes a eurocomunes?


1917-2017. Repensar la revolución


Euskal Herría: Asamblea de EH Bildu, las formaciones se comprometen a "pasar de ser una coalición a un sujeto político"


Per una perspectiva radical a Europa. Pròleg del llibre ’Sobiranies: una proposta contra el capitalisme’ (Espai Fàbrica, 2017)


Francia: ¿Ponemos el grito en el cielo sobre Poutou en nombre del voto útil?

Creative Commons License Esta obra est� bajo una licencia de Creative Commons by: miquel garcia -- esranxer@gmail.com