contacte: anticapitalistes@anticapitalistes.net

 



 

Anticapitalistes
  
dissabte 15 d’octubre de 2016 | Manuel
TTIP, CETA y TiSA: Blindajes perfectos para criminales climáticos

Tom Kucharz

Los tratados de comercio e inversión que la Unión Europea negocia con Canadá y Estados Unidos y otros estados refuerzan un régimen peligroso que aumenta la quema de combustibles fósiles y limita la capacidad para frenar la crisis climática.

Vulnerabilidad legislativa

Son muchos los posibles impactos negativos que tendrían CETA y TTIP en regulaciones, medidas y normas medioambientales (como el principio de precaución).

Un informe de los servicios de estudios del Parlamento Europeo realizado por encargo de la Comisión de Industria y Energía (ITRE)1, ha alertado que el TTIP podría cambiar la forma en la que se aplica la legislación ambiental de la UE.

La Comisión Europea no deja de repetir que no habrá una bajada en los estándares europeos de legislación ambiental, sin embargo, como reza el informe de los servicios parlamentarios, “incluso si no se quita la legislación vigente, hay necesidad de preocuparse por la aplicación de determinadas políticas”.

Ejemplo: Arenas bituminosas de Canadá y la Directiva sobre calidad de los Combustibles (FQD)

Las arenas bituminosas son una materia espesa, negra y viscosa compuesta de arena, arcilla, agua y bitumen -una especie de alquitrán-, que es necesario calentar o mezclar con hidrocarburos tóxicos más ligeros para poder transportarlas a través de un oleoducto. El consumo de agua necesaria para la extracción es elevado, aproximadamente 4 barriles de agua por cada barril de petróleo obtenido. Para acceder a los yacimientos de Alberta hay que abrir minas a cielo abierto, talando extensos bosques maduros y con ellos, su potencial como sumidero de carbono. Durante el proceso se utilizan sustancias químicas que contaminan los ríos y producen enfermedades como enfisemas, asma o cáncer. Una vez agotadas las reservas, lo que quedan son enormes extensiones de lagos tóxicos que seguirán durante décadas filtrando contaminantes al agua y el suelo. Además, tanto en la explotación de los yacimientos como en la construcción de oleoductos para transportar el crudo hasta la costa, se están invadiendo territorios colectivos lo que se ha convertido en la mayor amenaza para varios pueblos indígenas en EEUU y Canadá cuyos derechos están siendo sistemáticamente violados.

Para evitar la exportación de este combustible altamente contaminante, la FQD asignaba una intensidad de carbono más alta para las arenas de alquitrán que para otros crudos. Esto obviamente tenía consecuencias económicas para los combustibles de automoción extraídos de recursos no convencionales de mayor impacto climático (aquí).

Es por esto que el representante de Estados Unidos para el comercio, Michael Froman, expresó su preocupación por la directiva como una barrera para el comercio entre la UE y Estados Unidos

Después de un intensivo cabildeo de los representantes gubernamentales y de la industria de Estados Unidos y Canadá, la Comisión Europea propuso un debilitamiento de la legislación (aquí).

De acuerdo con la propuesta llevada a cabo en las negociaciones, al final se ha conseguido que los proveedores de combustible solo usen un valor promedio de carbono de la UE, es decir, un valor promedio de toda la industria en lugar de diferentes valores de carbono específicos de la empresa por sus diversas fuentes de petróleo, que era lo que perjudicaba a las exportaciones de arenas bituminosas más contaminantes con respecto de otros combustibles. Organizaciones ecologistas han acusado a la Comisión Europea que el debilitamiento de la regulación se debe a las negociaciones del TTIP y CETA.” (aquí)

Este es un amargo ejemplo de la influencia que las normas y tratados de comercio y de inversión, como el CETA y el TTIP, tienen en la legislación de la UE. El informe del Parlamento Europeo concluye que es probable que se beneficien de los tratados comerciales las empresas estadounidenses que deseen exportar combustibles a partir de arenas bituminosas de Canadá a Europa. Las principales beneficiadas son las grandes petroleras con intereses en este tipo de petróleos, entre las que se encuentra la empresa multinacional Repsol, muy vinculada a los intereses políticos del Partido Popular en España.

- Mecanismos ISDS
- Carencias energéticas que impulsan más acuerdos comerciales y mayor cambio climático
- “Non-paper” sobre el capítulo de energía y materias primas en el TTIP
- Consecuencias del aumento de exportaciones de gas natural de EE.UU. a la UE
- Exportaciones de petróleo crudo a la UE
- Consecuencias del aumento de exportaciones de petróleo crudo de EE.UU. a la UE
- Contradicciones evitables
- Los oligopolios en los servicios energéticos cooptan las negociaciones

Leer el informe completo aquí

Tom Kucharz, Ecologistas en Acción

+ Info:

El Gobierno autoriza la firma del acuerdo de libre comercio (CETA) con Canadá. 14/10/2016


A la mateixa secció:


Iberdrola vol construir un magatzem de residus a la central nuclear amb més incidències de l’Estat


La plaça de bous de València torna a escoltar el clam animalista: ‘Falles sense sang’.


11 de marzo: sexto aniversario de Fukushima


¿Cuánto ganan las grandes eléctricas en el estado español?


Tractors al carrer


Ecologistes en Acció recolza les mobilitzacions contra els granels del port d’Alacant


Capitalisme a l’espanyola: El rescat de les autopistes en fallida


Caos climático ¿verdad o consecuencia?


Les cooperatives d’energia, aposten per un canvi de paradigma per fer front a les grans companyies.


EEUU: El cambio climático viene quedando fuera del debate

Creative Commons License Esta obra est� bajo una licencia de Creative Commons by: miquel garcia -- esranxer@gmail.com