contacte: anticapitalistes@anticapitalistes.net

 



 

Anticapitalistes
  
dilluns 4 d’abril de 2016 | Manuel
Interacionalismo desde abajo frente a la Europa fortaleza. Resolución sobre refugiados de la IV Internacional.


Un millón de personas han llegado durante el último año a las fronteras europeas, especialmente a través del Mediterráneo oriental y los Balcanes, huyendo del hambre y las bombas. Se trata de la mayor llegada de refugiados a Europa desde la II Guerra Mundial y del mayor número de desplazados y demandantes de asilo en décadas a nivel mundial. Aproximadamente la mitad proceden de Siria, donde cinco años de conflicto han provocado ya 250.000 muertos, cinco millones de emigrantes y un 50% de la población desplazada internamente. Pero también de Afganistán, Iraq y otros países de África y Asia. Entre ellos, numerosas mujeres que sufren opresiones y son víctimas de violencias específicas.

Desde las instancias políticas y mediáticas hegemónicas la actual crisis de refugiados se nos presenta como una avalancha de personas surgidas repentinamente de la nada. Una especie de fenómeno meteorológico sin causas aparentes donde las personas en búsqueda de asilo son caracterizadas como amenaza o como víctimas y ante las que solo caben dos respuestas posibles: contención violenta o ayuda de emergencia. En ambos casos, las y los refugiados pierden su condición de sujetos con derechos, aspiraciones y reivindicaciones, pasando a ser meros objetos que gestionar. Dicho enfoque no es solo reduccionista, sino también funcional a la gestión interesada que los distintos actores involucrados están haciendo de esta situación.

1. Una crisis global de derechos. Contrariamente al relato oficial, los actuales flujos migratorios no constituyen únicamente ni en esencia una crisis humanitaria, sino también y sobre todo una crisis de derechos y, por lo tanto, una crisis política. Una crisis con causas y responsabilidades concretas que se enmarca en otras crisis más amplias que conforman un mundo y un sistema capitalista global en crisis. Una crisis de derechos que es, además, triple, pues 1) afecta a las violaciones sistemáticas de derechos fundamentales que se producen en los países de origen y que motivan la emigración; 2) está en crisis el sistema de asilo internacional, sumido en sucesivos recortes y enfoques minimalistas; y 3) están en crisis las políticas migratorias en general, tanto en tránsito como en destino.

2. Terror local e injerencias imperialistas. Más allá de los factores endógenos de los conflictos armados que motivan los desplazamientos (en el caso sirio, la represión genocida del régimen de Assad y el totalitarismo del Daesh), las intervenciones imperialistas e intereses militares y económicos de gobiernos extranjeros, instituciones internacionales y empresas transnacionales tienen también responsabilidad en la inestabilidad de estos países de origen de los migrantes. El expolio de recursos, los intereses geoestratégicos o los acuerdos de libre comercio generan hambre, empobrecimiento, guerras y éxodos. En el caso de la UE y sus Estados miembro, son las consecuencias de sus injerencias externas las que están llamando ahora a su puerta en forma de demandantes de asilo. Erdogan en Turquía y Assad en Siria utilizan a los refugiados como moneda de cambio y medidas de presión para negociar mejor sus intereses ante el resto de potencias. Mientras tanto, los pueblos se ven atrapados por los conflictos geopolíticos y las disputas suicidas entre élites globales y regionales.

3. La insoportable irresponsabilidad europea. La misma Unión Europea que despliega ágilmente ambiciosos planes para rescatar a la banca privada o para castigar a los gobiernos que se alejan de la austeridad neoliberal, responde a este desafío con declaraciones vacías, pasividad institucional y con un reforzamiento de la Europa Fortaleza. Mientras tanto, los Estados europeos se pasan el problema como si se tratase de una patata caliente y legislan en contra de las personas migrantes y refugiadas. Apenas 400 personas han sido reubicadas en los distintos Estados Miembro de la UE de los 160.000 a los que se comprometieron de aquí a finales de 2017. Aun en caso de alcanzarse esta cifra, sigue siendo irrisoria ante las necesidades reales (un millón de llegadas en 2015 y previsiones de aumento en 2016) y en contraste con los 4,5 millones de sirios acogidos en Líbano, Jordania, Irak, Egipto y Turquía, países con menos población y recursos económicos que la UE.

4. Abajo la Europa Fortaleza y cualquier forma de xenofobia. La respuesta europea se está centrando en levantar muros, aumentar la represión policial, practicar deportaciones sistemáticas e internar en campos de concentración a los refugiados, a quienes se les priva de sus derechos más básicos. Medidas que además generan cuantiosos beneficios para empresas privadas que han encontrado en la gestión de las fronteras un nuevo nicho de mercado. El recorte de derechos elementales, la estigmatización creciente del colectivo migrante (en ocasiones utilizando para ello discursos feministas) y su intento de fragmentación entre “refugiados con algunos derechos” e “inmigrantes ilegales” constituye una estrategia de xenofobia institucional que legitima y alienta las expresiones crecientes de odio racial. Racismo, nacionalismo identitario y cierre de fronteras son viejos fantasma que hoy de nuevo llaman a las puertas de Europa. En su intento por frenar el auge de la derecha radical y robarles el monopolio del miedo y el odio, los partidos e instituciones sistémicos están aplicando políticas represivas similares por toda Europa. Y al igual que ocurre con las llamadas políticas antiterroristas, esta crisis de refugio sirve de excusa para recortar derechos y libertades al conjunto de las clases trabajadoras.

5. Refugiado o migrante, ningún ser humano es ilegal. El amparo al derecho y convenios internacionales que permiten a algunos de estos migrantes solicitar y obtener asilo político no puede ser el principal argumento esgrimido para defender su llegada, acogida y el respeto de sus derechos. La inspiración liberal de las normas internacionales restringe las causas que posibilitan demandar refugio, excluyendo los motivos sociales, económicos o climáticos, a la vez que restringe la lista de conflictos políticos “oficialmente reconocidos”. El hambre, la miseria y la escasez de recursos matan tanto o más que las bombas. Las guerras económicas del capital transnacional expulsan cada año a millones de personas de sus lugares de origen. Refugiados económicos o climáticos deben contemplarse como categorías susceptibles de solicitar asilo y, en cualquier caso, migrar es un derecho independientemente de las razones políticas o económicas que lo motiven.

6. Una respuesta internacionalista. No hay convenio internacional vinculante ni responsabilidad compartida que sustituyan al deber internacionalista, la solidaridad entre los pueblos y la lealtad entre las clases populares hacia quienes huyen de las consecuencias del terror, el cambio climático y el capitalismo global. La dignidad y la vida del género humano valen más que cualquier beneficio privado, que cualquier cálculo electoral y que cualquier legislación vigente.

Por estas razones, el Comité Internacional decide, en su reunión del 21 de febrero de 2016, emprender acciones y movilizaciones, apoyando la lucha y la auto-organización de los refugiados y migrantes para romper las fronteras, así como la movilización social solidaria con las poblaciones que llegan, proponiendo inscribirlas en una dinámica de lucha política para:

a) Denunciar las causas del desplazamiento forzado y masivo de las poblaciones, promoviendo movilizaciones e iniciativas políticas en la calle en contra del imperialismo y de la guerra;

b) Promover y participar en todas las movilizaciones de solidaridad y de construcción de alternativas políticas de combate contra las políticas migratorias restrictivas;

c) Exigir más inversiones para la acogida en vez de para la represión, especialmente los dispositivos de militarización de fronteras;

d) exigir el final de todos los instrumentos de persecución a los inmigrantes, en particular sistemas tales como el SIS, CRATE, RABIT, FAST TRACK, ICONet, VIS, EURODAC y EUROSUR;

e) exigir la derogación de Dublín III y una revisión de la Convención de Ginebra para que sea más adecuada a los nuevos tiempos y a las circunstancias presentes;

f) Defender el final de Frontex y la creación de un instrumento de rescate y de ayuda humanitaria;

g) Defender la apertura de corredores especiales y la expedición de visados de entrada especiales a los refugiados que están estacionados en puntos de acceso en las fronteras y en los países de tránsito;

h) Promover el establecimiento de mecanismos de cooperación bilateral entre los Estados miembros para superar el bloqueo institucional de la Unión Europea en la gestión de los flujos migratorios;

i) Defender la regularización de todos los sin papeles y derogar la directiva de reunificación familiar;

j) Integrar transversalmente la lucha contra el racismo y el fascismo en todas las acciones políticas; k) Asumir como prioridad la lucha política, ideológica y cultural en contra la extrema derecha. Enfrentarse al ascenso de la extrema derecha con una agenda de contra-cultura hegemónica contra el conservadurismo, así como mediante intervenciones interculturales, disputando la ocupación del espacio público a través de agendas e iniciativas de movilización con las víctimas del racismo;

l) Luchar por el derecho al voto de los inmigrantes en todas las elecciones para hacer de la ciudadanía una realidad, porque la democracia sólo será completa cuando estén representados todos los hombres y mujeres que participan en ella y están representados/as

m) Luchar por el ius soli (derecho de suelo) mediante la supresión del ius sanguinis (derecho de sangre) en la adquisición de la nacionalidad;

n) Exigir el final de las expulsiones y el cierre de los centros de retención en Europa y en su periferia, en nombre del respeto a los derechos humanos y por la dignidad humana de quien está detenido sólo por su estatus de migrante;

o) Luchar por la derogación de la Directiva de Retorno y de reunificación familiar, mediante la modificación de las directivas sobre el trabajo y la "raza";

p) contribuir a través del debate y la producción de pensamiento crítico para desafiar a la sociedad y el mundo académico, en particular, a que "descolonicen" la producción de conocimiento y saberes, en particular a través de los estudios poscoloniales y descoloniales, y sobre todo, profundizar el estudio y la reflexión sobre las inflexiones semánticas de racismo, en particular, la gitanofobia, afrofobia y la islamofobia;

q) requiere una revisión curricular de los libros de texto, para reflejar y valorizar la diversidad cultural, promoviendo la interculturalidad y sus diversas contribuciones a las distintas disciplinas escolares y académicas;

r) y, finalmente, luchar por la enseñanza de las lenguas de los países de origen como un instrumento, no sólo de preservación lingüística y cultural, sino también como una herramienta de interacción y socialización de las diferencias en las comunidades escolares.

Estas movilizaciones deben dar un papel central a la auto-organización de las personas migrantes para reclamar sus derechos, y estar apoyada por una movilización social solidaria, como ya hemos visto en la práctica en diversos países de Europa.

Caen las fronteras para las mercancías y el capital mientras se levantan muros cada vez más altos para las personas. El fundamentalismo de mercado y el nacionalismo xenófobo se alían para reforzar una Europa Fortaleza llena de fronteras, verdadera arma de destrucción masiva de derechos y caldo de cultivo del odio racial. Pero frente a ella, sigue resistiendo la solidaridad de las y los de abajo, demostrando una vez más que solo el pueblo salva al pueblo y que otra Europa es posible


A la mateixa secció:


Manifest / Convocatòria Primera assemblea per un agrupament per a l’Assemblea Ciutadana de Podem País Valencià, Alcoi, 26 de febrer de 2017


Davant l’agressió masclista de l’empresari Manuel Muñoz a Teresa Rodríguez. Si toquen a una, ens toquen a totes!


La nostra solidaritat amb Teresa Rodríguez, el nostre odi de classe i feminista als agressors. Teresa denúncia agressió masclista per part d’un empresari


Catalunya: Per un partit-moviment contra l’austeritat


Feminisme per a viure millor, per a una vida lliure de violències masclistes


Els estudiants contra les revàlides, la LOMCE i un sistema elitista


La única solución para los CIEs es su cierre inmediato


Cal construir col·lectivament un Podem del País Valencià: Per la convocatòria d’una Assemblea Ciutadana Extraordinària de País.


11S - Totes al carrer per la República Catalana!


Davant la decisió del Tribunal Constitucional d’apartar Arnaldo Otegi de les llistes electorals basques

Creative Commons License Esta obra est� bajo una licencia de Creative Commons by: miquel garcia -- esranxer@gmail.com