contacte: anticapitalistes@anticapitalistes.net

 



 

Anticapitalistes
  
divendres 24 de juliol de 2015 | Manuel
El Parlament Europeu promulga resolución sobre el TTIP

stop-ttip.org

El 8 de julio de 2015, el Parlamento Europeo (EP) ha tomado posición (mediante una resolución) sobre el TTIP. Esta posición no está de acuerdo en sus puntos principales con nuestras demandas. Significa esto que ya todo acabó o qué importancia tiene esta resolución y cómo podemos utilizarla en los próximos debates?

Primeramente: La resolución del PE sobre el TTIP no tiene efecto vinculante, es decir que la Comisión no tiene que acatarla. Además, la votación no fue en favor o en contra del TTIP, ya que el TTIP se está negociando todavía, y no estará listo para su votación antes de finales de 2016. Por esta razón, no deberíamos darle demasiada importancia a esta resolución.

Sin embargo, el PE pudo haber significado un fuerte impulso para las próximas negociaciones. Lamentablemente se perdió esta oportunidad. En lo esencial, el PE dio su visto bueno a una zona de libre comercio con los Estados Unidos, como está previsto en el TTIP. Supuestamente, esto daría un gran impulso a la economía europea – una estimación que hasta hoy no ha podido ser confirmada por los estudios hechos al respecto. No se pierden las esperanzas.

La discusión más acalorada sobre la resolución del TTIP fue la referente al arbitraje de diferencias inversor-estado (ISDS). Algunos diputados, entre ellos los verdes, la izquierda y parte de los socialdemócratas quisieron adoptar una posición clara contra el ISDS. Por el contrario, los conservadores y la mayoría de los socialdemócratas dieron su apoyo a la línea reformista de la Comisión Europea (LINK BLOG). Como las diferencias sobre este tema dentro del Parlamento amenazaban con echar abajo la resolución completa, el debate y la votación, que debían tener lugar el 10 de junio, se suspendieron tan solo 24 horas antes. Esto dio tiempo a los socialdemócratas para proponer un compromiso que al final fue aceptado por los critícos del ISDS dentro del mismo partido. De esta manera, la resolución fue aprobada por la mayoría.

Por desgracia, esta resolución no se posiciona claramente contra el ISDS, y solo pide que el sistema existente sea reemplazado por un nuevo mecanismo de derechos de inversores. El enunciado es tan poco preciso que practicamente le otorga carta blanca a la Comisión para actuar libremente. Un oportunidad desperdiciada.

Pero no todo esta perdido. El “sí” al compromiso del ISDS fue vendido a los socialdemócratas como un “no” al CETA con Canadá. El CETA contiene un mecanismo no reformado del ISDS, y esto no sería suficiente para cumplir con las demandas expresadas en la resolución del PE. Tendremos que recordárselo a los eurodiputados muchas veces en los próximos meses. Este año o al comienzo del próximo año, el Parlamento Europeo votará sobre la ratificación del CETA. Si quiere respetar los límites que se ha puesto ahora, debería votar “no”. Una esperanza que podría hacerse realidad si la presión de los ciudadanos es lo suficientemente fuerte.

23/7/2015

https://stop-ttip.org/es/blog/resolucion-sobre-el-ttip/


¿Qué se puede pensar de las propuestas de reforma de la Comisión Europea?

Ya desde enero de 2014, la UE no negocia más sobre la protección de inversores. Se han abandonado las negociaciones porque la crítica al sistema de demandas de inversores (ISDS) era cada vez fuerte. Por qué los inversores deberían tener el derecho de enjuiciar a los Estados porque sus ganancias se vieron afectadas por medidas tomadas por el mismo?

La Comisión Europea puso en marcha una consultación pública en la primavera de 2014. En ella participaron 150.000 personas, y de ellas el 97% dijo no a un ISDS de cualquier tipo, según se informó en 2015. A pesar de ello, la Comisión insiste en no querer eliminar completamente la protección de inversores del TTIP y CETA, y solo pretende reformarlo. El tipo de “reformas” al ISDS será revelado por la Comisión a finales de julio o septiempre de 2015. Es muy probable que el tema del ISDS se vuelva a poner sobre la mesa ya en el otoño durante la 11° rueda de negociaciones sobre el TTIP (la fecha todavía no se ha dado a conocer).

En mayo de 2015, Cecilia Malmström, Comisaria Europea de Comercio, publicó algunas de las propuestas de reforma del ISDS. A continuación les ofrecemos un análisis crítico de estas propuestas:

1. La protección del derecho de legislar

La Comisión propone incluir un párrafo en el acuerdo del TTIP en el que se establece el derecho de los Estados de legislar en favor del interés público.

Este tipo de cláusulas no son ninguna novedad en el derecho de protección de inversores. Sin embargo, no han probado ser eficaces en la práctica, ya que casi no tienen ningún efecto en las demandas de los inversores. Esto se debe sobre todo a que las medidas estatales que van en contra de las ganancias de los inversores, por lo general, no están permitidas y por ello necesitan una justificación especial.

Para poder romper con este concepto pre-concebido, sería necesario reducir los derechos de protección de los inversores a un mínimo aceptable. Por ejemplo, prohibir la discriminación de empresas extranjeras con respecto al trato que se da a empresas nacionales. Pero esto no esta previsto.

2. Los conflictos de interés de los jueces de arbitraje

La Comisión desea, además, evitar los conflictos de interés de los jueces de arbitraje haciendo una lista de jueces de arbitraje “de confianza” y cualificados.

Con esta propuesta no se cuestiona el sistema. Como ha sido el caso hasta ahora, existirían intereses financieros considerables que harían que los jueces tomen decisiones a favor de los inversores para asegurarse de volver a ser designados como jueces en los lucrativos casos subsiguientes.

La Comisión no prevé reglas estrictas para garantizar de manera eficaz la independencia de los jueces como estándar básico en un Estado de derecho. Para que esto sea posible, sería necesario establecer mandatos con tiempos fijos, salarios fijos y prohibir actividades secundarias dentro del contexto de los casos de arbitraje.

3. Recursos legales

La Comisión Europea ha dado un pequeño paso en dirección del Estado de derecho, proponiendo la introducción de una instancia de apelación.

Es positivo que la Comisión proponga la introducción de una instancia de apelación. Sin embargo, todavía no está claro si se seguirá este camino durante las negociaciones y qué tan exhaustiva sería la revisión de una segunda instancia. En vista de las consecuencias considerables que tendrían estas decisiones de arbitraje, una revisión completa sería indispensable. Al igual que las instancias de apelación nacionales, deberían abarcar no solo las cuestiones jurídicas y el proceso, sino también los elementos de fondo.

4. Conflictos con la protección jurídica nacional

Finalmente, la Comisión piensa que es injusto que los inversores puedan invalidar las decisiones de los tribunales nacionales a través de los tribunales de arbitraje para inversiones y, de esta manera, obtener una segunda oportunidad de protección jurídica o incluso una doble compensación. La Comisión quiere remediarlo, obligando a los inversores a decidirse por solo una de estas vías judiciales. En todo caso, no se podría recurrir al ISDS si anteriormente el inversor hizo uso de las vías judiciales nacionales hasta la corte suprema.

El diagnóstico de la Comisión es erróneo, pues supone que el ISDS es una alternativa equivalente a los tribunales nacionales y europeos y parece olvidar que tanto los procesos de arbitraje como los estándares de protección materiales de los mismos ofrecen ventajas considerables para los inversores. Otro problema es que los inversores no necesitan dirigirse a los tribunales nacionales antes de iniciar un proceso con el ISDS. En este respecto, las propuestas de la Comisión no cambian absolutamente nada.

Conclusión

En resumen, las respuestas de la Comisión sobre cuestiones claves de una reforma del sistema ISDS no son satisfactorias. A pesar de todos los cambios en los detalles, la Comisión se empeña en proseguir con una combinación dudosa de privilegios para inversores y jueces de arbitraje privados probablemente no imparciales. Al mismo tiempo, la Comisión se aferra al sistema ISDS para el acuerdo CETA con Canadá. Las numerosas empresas estadounidenses con sucursales en Canadá estarán felices de hacer uso de esta “puerta trasera”. ¡Para evitarlo se debe impedir que el CETA sea ratificado!

23/7/2015


A la mateixa secció:


El CETA destruirá puestos de trabajo (diga la Comisión Europea lo que diga)


Siria: El aventurerismo militar de Trump y sus implicaciones


Màxima tensió militar: què pot anar malament aquest dissabte a Corea?


Estados Unidos lanza la “madre de todas las bombas” sobre Afganistán


La Campaña No al TTIP, CETA TiSA convoca movilizaciones para el próximo sábado 21 de enero en más de veinte ciudades


Cuando creías que los acuerdos comerciales no podrían empeorar más, aparece Wall Street


Frente a la dictadura de la UE: ¿habéis dicho... "revolución"?


La Unión Europea supera la primera barrera en la ratificación del CETA


Paraísos fiscales y "secreto comercial": La impunidad de la gran delincuencia financiera


Profesoras/es de derecho de 24 países europeos firman declaración jurídica sobre la protección de inversiones en el TTIP y el CETA

Creative Commons License Esta obra est� bajo una licencia de Creative Commons by: miquel garcia -- esranxer@gmail.com