contacte: anticapitalistes@anticapitalistes.net

 



 

Anticapitalistes
  
dilluns 4 de maig de 2015 | Manuel
Transnacionales y fiscalidad: de la elusión al fraude

Beatriz Jiménez, Erika González

El contexto de fuerte crisis económica y social, especialmente para ciertos países centrales, ha situado la política fiscal en el centro del debate económico. Las políticas de ajuste estructural, que han originado precariedad laboral, exclusión social, mayores cotas de desigualdad y destrucción ambiental, priorizan el pago de la deuda y la reducción del déficit presupuestario sobre cualquier otra medida redistributiva. El crash global ha puesto de manifiesto la injusta fiscalidad que favorece a las grandes corporaciones y fortunas, como también ha mostrado el uso sistemático de la opacidad y la ingeniería fiscal por parte de las transnacionales. Prácticas fiscales agresivas que generan una caída de recaudación de impuestos en la mayoría de los países donde tienen actividad. Si a estos datos sumamos las cifras de fraude fiscal, la cantidad es desorbitada. Solo en Europa más de un billón de euros se pierden cada año como consecuencia de la elusión fiscal a través de operaciones de ingeniería fiscal y fraude.

Informe OMAL nº 14 (Beatriz Jiménez y Erika González) completo aquí

PDF - 415.5 kB

Un billón de euros en pérdidas de impuestos repercute sin duda en la protección social, en la construcción del estado de bienestar de cada país” declara el presidente del sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda (GESTHA), Carlos Cruzado. La lucha contra el fraude y la elusión fiscal es clave en un contexto de fuerte endeudamiento de los Estados, tras inyectar presupuestos públicos millonarios principalmente a la banca. En cambio, los gobiernos no han priorizado las propuestas en la vía de los ingresos para solventar el problema, más bien se opta por los recortes sociales. Además, la política fiscal existente no contribuye a cerrar la brecha de la desigualdad, sino todo lo contrario. La mayor presión en el pago de impuestos recae sobre la ciudadanía media, mientras las grandes corporaciones protegen sus capitales disminuyendo o evitando su responsabilidad. Desde el comienzo de la crisis los organismos internacionales vienen planteando poner coto a estas prácticas pero, pasados seis años, seguimos en el mismo punto porque únicamente se han implementado medidas muy laxas.

En este contexto es necesario abordar la fiscalidad y, en concreto, las prácticas fiscales de las empresas transnacionales para conocer el aporte que realizan a los presupuestos públicos. A partir de la valoración de su contribución a los ingresos estatales, de los que dependen las políticas para cerrar la brecha de la desigualdad social, se puede conocer el aporte de las grandes compañías a la calidad de vida de las mayorías sociales.

El informe presenta primero el panorama fiscal en el Estado español, donde se revisan las políticas tributarias que han puesto en marcha los sucesivos gobiernos y se analiza si se ha conseguido ajustar el impuesto de sociedades a los beneficios de las multinacionales españolas, entre otros aspectos. En segundo lugar, se abordan los mecanismos que la economía global pone a disposición de las corporaciones para evitar el pago de impuestos en los territorios donde realmente tienen actividad. Las empresas transnacionales no solo tienen que pagar impuestos en los países donde se localiza su sede central, sino también en aquellos territorio donde tienen actividad sus filiales. Es por ello que el informe trata, en tercer lugar, la política tributaria que se aplica a las grandes compañías en América Latina, donde las empresas españolas se han hecho grandes multinacionales. Por último, gran parte de las medidas dirigidas al sistema fiscal se centran en reducir la opacidad inherente a la tributación de las grandes empresas y fortunas. El avance hacia la transparencia es, sin duda, un buen primer paso pero, es imprescindible un cambio radical del sistema fiscal para avanzar hacia una mayor justicia social, tal y como se plantea en la última parte del informe.

"Un ejemplo que clarifica la diferencia entre el beneficios y el pago de impuestos se encuentra en algunos datos que ofrece la banca: “En 2013 los bancos han sobrepasado los 11.000 millones de beneficios y su contribución a Hacienda ha sido de 488 millones, un 4,43%”. No extraña que Novoa califique la cantidad aportada por la banca como una miseria en relación a la carga fiscal que soporta la ciudadanía."

"En la gráfica 2 se presenta la evolución de este impuesto en diez empresas del Ibex35"

PNG - 92.4 kB

20 de abril de 2015

http://omal.info/spip.php?article6969


A la mateixa secció:


100º Aniversario de la Revolución Rusa: La Historia de la Revolución de Febrero


La Revolución rusa: Una interpretación crítica y libertaria


La revolución portuguesa de 1974: entrevista con Miguel Ángel Pérez Suárez, investigador especializado en la historia del movimiento obrero portugués entre 1974 y 1980.


Frente al ajuste, reflexiones sobre unidad de acción y programa


Los bolcheviques toman el poder


¿Vale la pena protestar?


La paradoja global del capitalismo


Un mundo que ganar: por qué los socialistas se oponen al imperialismo y apoyan el derecho de autodeterminación de las naciones.


Precios de las acciones, ganancias y deuda


Andreu Nin: «La qüestió nacional a Espanya. El problema català» (1926). Un document inèdit.

Creative Commons License Esta obra est� bajo una licencia de Creative Commons by: miquel garcia -- esranxer@gmail.com