contacte: anticapitalistes@anticapitalistes.net

 



 

Anticapitalistes
  
dimarts 2 de desembre de 2014 | Manuel
El banco de alimentos y la oligarquía financiera

Luisa Lores

Decenas de miles de españoles no han podido hacer frente a sus hipotecas firmadas con las cajas de ahorros, cuya gestión fraudulenta supuso el desahucio de muchas familias.

Estas cajas de ahorros, tras ser rescatadas con miles de millones de euros de dinero público, han sido regaladas a la gran banca, junto con las viviendas hipotecadas, cuya venta negocian con fondos de inversión que no cotizan en España.

La contribución de las grandes empresas a la sostenibilidad de nuestros servicios públicos es por lo demás mínima, gracias a su negociación secreta con el actual presidente de la comisión europea Jean Claude Juncker, cuyo objetivo declarado era evitar el pago impuestos en España y cotizar, con enormes reducciones, en el paraíso fiscal de Luxemburgo.

Este desfalco a las arcas públicas está en el origen de los recortes y del incremento del paro, y de los copagos y el desmantelamiento y privatización de nuestro sistema sanitario, nuestros servicios sociales y nuestro sistema educativo.

Las familias desahuciadas se ven forzadas a alimentase en comedores sociales, atendidos por miles de voluntarios españoles, que sirven los productos conseguidos gracias a la solidaridad de las personas que aún mantienen su trabajo, cada vez más precarizado.

Esta colecta está gestionada por el Banco de Alimentos, vinculado al gran capital y controlado por La Fundación Lealtad, en manos de la misma gran banca y de las grandes empresas que han arruinado las arcas públicas. Su colaboración con estas ONG les permite incrementar, aún más, su desgravación fiscal.

El patronato de la fundación Lealtad lo forman la constructora OHL, el presidente de Bankinter, el Banco Santander, Mutua Madrileña, Inditex, telefónica y PWC y buena parte de los presidentes de los bancos de alimentos de España están vinculados al Opus Dei, según la organización “Redes Cristianas”.

En un solo año el Banco mueve varios cientos de millones de euros en alimentos comprados por los ciudadanos, sobre todo en hipermercados y grandes superficies, que de esta forma no necesitan costear la destrucción de sus excedentes. Actualmente el Banco solicita preferentemente comida precocinada, demasiado rica en grasa saturadas, hipercalórica y escasamente nutritiva, para dar salida a estos productos poco saludables, especialmente para los niños, y cada vez más.

La oligarquía española ya nos ha quitado casi todo. Ahora ha descubierto el negocio de las ONG, que además de gestionar nuestra solidaridad a base de voluntariado sin sueldo, permite desgravar impuestos y sembrar su ideología.

Solo la población podrá recuperar los derechos de la ciudadanía, donde los de siempre promueven caridad rentable y casposa.

26/11/2014

http://www.nuevatribuna.es/articulo/economia-social/banco-alimentos-y-oligarquia-financiera/20141126164703109696.html


A la mateixa secció:


L’Assamblea per una Renda Básica al País Valencià presenta en Les Corts Valencianes la seua proposta alternativa a l’avantprojecte de llei de Renda Valenciana d’Inclusió.


Romper las cadenas de las deudas privadas ilegítimas (II)


Romper el círculo vicioso de las deudas privadas ilegítimas (I)


Un balance: 10 años de la ley de protección contra la dependencia


Baix Segura: Más de 1000 personas acuden a la manifestación en defensa de las pensiones públicas en Torrevella


Dejemos de pensar que sabemos más que los pobres y apliquemos de una vez la renta básica


Estado español 1985-2017: 32 años avanzando en la destrucción del sistema público de pensiones


El negocio del rescate: ¿Quién se beneficia de los rescates bancarios en la UE?


Alacant: Mediación intercultural en peligro


La ceremonia de la confusión: el copago de las medicinas por los pensionistas.

Creative Commons License Esta obra est� bajo una licencia de Creative Commons by: miquel garcia -- esranxer@gmail.com