contacte: anticapitalistes@anticapitalistes.net

 



 

Anticapitalistes
  
dilluns 1 d’abril de 2013 | Manuel
Foro Social Mundial 2013 Tunísia: Declaración de la Asamblea de los Movimientos Sociales + Declaración de la Asamblea de la deuda

Asamblea de los movimientos sociales /Asamblea de la deuda / Eric Toussaint

Nosotras y nosotros, reunidos en la Asamblea de Movimientos Sociales, realizada en Tunis durante el Foro Social Mundial 2013, afirmamos el aporte fundamental de los pueblos del Magreb-Mashreck (desde la África del Norte hasta el Medio Oriente) en la construcción de la civilización humana. Afirmamos que la descolonización de los pueblos oprimidos es un gran reto para los movimientos sociales del mundo entero.


En el proceso del FSM, la Asamblea de los Movimientos Sociales es el espacio donde nos reunimos desde nuestra diversidad para juntos construir agendas y luchas comunes contra el capitalismo, el patriarcado, el racismo y todo tipo de discriminación y opresion. Hemos construido una historia y un trabajo común que permitió algunos avances, particularmente en América Latina, donde logramos frenar alianzas neoliberales y concretar alternativas para un desarrollo socialmente justo y respetuoso de la naturaleza.

Juntos, los pueblos de todos los continentes libramos luchas donde nos oponemos con gran energía a la dominación del capital, que se oculta detrás de la promesa de progreso económico del capitalismo y de la aparente estabilidad política.

Ahora, nos encontramos en una encrucijada donde las fuerzas conservadoras y retrogadas quieren parar los procesos iniciados a dos años de sublevación popular en la región del Maghreb-Mashrek que ayudó a derrumbar dictaduras y a enfrentar el sistema neoliberal impuesto sobre los pueblos. Estas sublevaciones contagiaron a todos los continentes del mundo generando procesos de indignación y de ocupación de las plazas públicas.

Los pueblos de todo el mundo sufrimos hoy los efectos del agravamiento de una profunda crisis del capitalismo, en la cual sus agentes (bancos, transnacionales, conglomerados mediáticos, instituciones internacionales y gobiernos con el neoliberalismo) buscan potenciar sus beneficios a costa de una política intervencionista y neocolonialista.

Guerras, ocupaciones militares, tratados neoliberales de libre comercio y “medidas de austeridad” expresadas en paquetes económicos que privatizan los bienes comunes y los services publiques, rebajan salarios, reducen derechos, multiplican el desempleo, aumentan la sobrecarga de las mujeres en el trabajo de cuidado y destroyen la naturaleza.

Estas políticas afectan con intensidad a los países más ricos del Norte, aumentan las migraciones, los desplazamientos forzados, los desalojos, el endeudamiento, y las desigualdades sociales como en la Grecia, Chipre, Portugal, Italia, Irlanda y en el Estado Español. Ellas refuerzan el conservadorismo y el control sobre el cuerpo y la vida de las mujeres. Además, tales agentes intentan imponernos la “economía verde” como solución para la crisis ambiental y alimentaria, lo que además de agravar el problema, resulta en la mercantilización, privatización y financiarización de la vida y de la naturaleza.

Denunciamos la intensificación de la represión a los pueblos en rebeldía, el asesinato de las y los líderes de los movimientos sociales, la criminalización de nuestras luchas y de nuestras propuestas.

Afirmamos que los pueblos no debemos seguir pagando por esta crisis sistémica y que no hay salida dentro del sistema capitalista! Aquí en Tunísia, reafirmamos nuestro compromiso com la construcción de una estrategia común para derrocar el capitalismo. Por eso, luchamos:

- Contra las transnacionales y el sistema financiero (el FMI, el BM y la OMC), principales agentes del sistema capitalista, que privatizan la vida, los servicios públicos, y los bienes comunes, como el agua, el aire, la tierra, las semillas, y los recursos minerales, promueven las guerras y violaciones de los derechos humanos. Las transnacionales reproducen prácticas extractivistas insostenibles para la vida, acaparan nuestras tierras y desarrollan alimentos transgénicos que nos quitan a los pueblos el derecho a la alimentación y eliminan la biodiversidad.

Luchamos por la anulación de la deuda ilegitima y odiosa que hoy es instrumento de represión y asfixia económica y financiera de los pueblos. Recusamos los tratados de libre comercio que las transnacionales nos imponen y afirmamos que es posible construir una integración de otro tipo, a partir del pueblo y para los pueblos, basada en la solidaridad y em la libre circulación de los seres humanos.

- Por la justicia climatica y la soberania alimentaria, porque sabemos que el calentamiento global es resultado del sistema capitalista de producción, distribución y consumo. Las transnacionales, las instituciones financieras internacionales y gobiernos a su servicio no quieren reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero. Denunciamos la “economía verde” y rechazamos todas las falsas soluciones a la crisis climática como los agrocombustibles, los transgênicos, la geo-ingeniería y los mecanismos de mercado de carbono, como REDD, que ilusionan a poblaciones empobrecidas con el progreso, mientras privatizan y mercantilizan los bosques y territorios donde han vivido miles de años. Defendemos la soberanía alimentaria y la agricultura campesina, que es una solución real a la crisis alimentaria y climática y significa también acceso a la tierra para la gente que la vive y la trabaja. Por eso llamamos a una gran movilización para frenar el acaparamiento de tierras y apoyar las luchas campesinas locales.

- Contra la violencia hacia las mujeres, que es ejercida con regularidad en los territorios ocupados militarmente, pero también contra la violencia que sufren las mujeres cuando son criminalizadas por participar activamente en las luchas sociales. Luchamos contra la violencia doméstica y sexual que es ejercida sobre ellas cuando son consideradas como objetos o mercancías, cuando la soberanía sobre sus cuerpos y su espiritualidad no es reconocida. Luchamos contra el tráfico de mujeres, niñas y niños. Defendemos la diversidad sexual, el derecho a autodeterminación de género, y luchamos contra la homofobia y la violencia sexista.

- Por la paz y contra la guerra, el colonialismo, las ocupaciones y la militarización de nuestros territorios. Denunciamos el falso discurso en defensa de los derechos humanos y de la lucha contra los integrismos, que muchas veces justifica ocupaciones militares por potencias imperialistas como en Haiti, Libia, Mali y Siria.

Defendemos el derecho de los pueblos a su autodeterminación y a su soberania como en la Palestina, el Sahara Ocidental y en el Curdistán.

Denunciamos la instalación de bases militares extranjeras en nuestros terrritorios, utilizadas para fomentar conflictos, controlar y saquear los recursos naturales y promover dictaduras en varios países.

Luchamos por la libertad de organizarnos en sindicatos, movimientos sociales, associacinoes y todas otras formas de resistencia pacífica. Fortalecezcamos nuestras herramientas de solidaridad entre los pueblos como la iniciativa de boicot, desinversión y sanción hacia Israel y la lucha contra la OTAN y por la eliminación de todas las armas nucleares.

- Por la democratización de los medios de comunicación masivos y por la construcción de médios alternativos, fundamentales para avanzar en la derrocada de la logica capitalista.

Inspirados en la historia de nuestras luchas y en la fuerza renovadora del pueblo en rebeldia, la Asamblea de los Movimientos Sociales convoca a todas y todos a desarrollar acciones coordinadas a nivel mundial en una jornada mundial de movilización en el día XXXXX (Fecha a definir)

Movimientos sociales de todo el mundo, avancemos hacia la unidad a nivel mundial para derrotar al sistema capitalista!!

Basta de explotación, basta de patriarcado, racismo y colonialismo! Viva la revolución!

Viva la lucha de todos los pueblos!

Font: CADTM


Tunisie : Non à l’endettement auprès du FMI


Declaració Deute Tunis 29.03.2013 (FSM)

Considerant que el deute ha estat, des del segle XV, el principal instrument històric de la colonització per saquejar, dominar, subjugar, humiliar i destruir els pobles i les seves tradicions,

Considerant que el deute del Sud ja ha estat pagat diverses vegades i que constitueix, al Sud com al Nord, una potent transferència de riquesa des del treball i cap al capital,

Considerant que el deute és també el principal motor de la ingerència estrangera i els poders financers en connivència amb les elits dominants, de la violació de la sobirania del país, l’empobriment de la població i la regressió brutal dels seus drets econòmics i socials,

Atès que les corporacions transnacionals i els països industrialitzats han provocat una convulsió irreversible de l’equilibri mediambiental i climàtic que representa un deute ecològic,

Considerant que en tot el món, els mecanismes del deute agreugen sobretot les vides de les dones, atacant la seva independència financera, pilar de la seva emancipació política i social,

Nosaltres, les organitzacions i els moviments socials, inspirats per l’exemple del lluitador Thomas Sankara, lluitador per l’alliberament dels pobles de l’esclavitud del deute:

Afirmem que els pobles àrabs i del Magrib han revifat la flama de la lluita per la recuperació del seu destí i el desig d’emancipar-se d’acord amb les seves pròpies normes per viure la vida lliure i dignament,

Donem suport amb força i determinació a totes les lluites de tot el món per l’alliberament dels pobles de la servitud del deute,

Rebutgem les polítiques d’austeritat aplicades a tot el món,

Donem suport a totes les campanyes d’auditories ciutadanes del deute per identificar i anul·lar sense condicions la part odiosa i il·legítima d’aquests deutes i cridem a fer auditories feministes del deute que tinguin en compte el deute social del que les dones són creditores,

Rebutgem qualsevol conversió de deute que nosaltres qualifiquem de blanqueig del deute odiós i il·legítim,

Condemnem enèrgicament totes les pressions i intents d’impedir l’adopció de propostes legislatives en matèria d’auditoria del deute a Tunísia i en altres llocs.

No devem res, no pagarem res!

Declaración de la Asamblea de la deuda en Túnez el 29 de marzo 2013

Considerando que la deuda ha sido, desde el siglo XV, el principal instrumento histórico de la colonización para saquear, dominar, subyugar, humillar y destruir a los pueblos y sus tradiciones,

Considerando que la deuda del Sur ya ha sido pagada varias veces y que constituye, en el Sur como en el Norte, una potente transferencia de riqueza desde el trabajo y hacia el capital,

Considerando que la deuda es también el principal motor de la injerencia extranjera y los poderes financieros en connivencia con las elites dominantes, de la violación de la soberanía del país, el empobrecimiento de la población y la regresión brutal de sus derechos económicos y sociales,

Considerando que las corporaciones transnacionales y los países industrializados han provocado una convulsión irreversible del equilibrio medioambiental y climático que representa una deuda ecológica,

Considerando que en todo el mundo, los mecanismos de la deuda agraban sobre todo las vidas de las mujeres, atacando su independencia financiera, pilar de su emancipación política y social,

Nosotras, las organizaciones y los movimientos sociales, inspirados por el ejemplo del luchador Thomas Sankara, luchador por la liberación de los pueblos de la esclavitud de la deuda:

Afirmamos que los pueblos árabes y del Magreb han reavivado la llama de la lucha por la recuperación de su destino y el deseo de emanciparse de acuerdo con sus propias normas para vivir la vida libre y dignamente,

Apoyamos con fuerza y determinación todas las luchas de todo el mundo por la liberación de los pueblos de la servidumbre de la deuda,

Rechazamos las políticas de austeridad aplicadas en todo el mundo,

Apoyamos todas las campañas de auditorías ciudadanas de la deuda para identificar y anular sin condiciones la parte odiosa e ilegítima de estas deudas y llamamos a auditorias feministas de la deuda que tengan en cuenta la deuda social de la que las mujeres son acreedoras,

Rechazamos cualquier conversión de deuda que nosotros calificamos de blanqueo de la deuda odiosa e ilegítima,

Condenamos enérgicamente todas las presiones e intentos de impedir la adopción de propuestas legislativas en materia de auditoría de la deuda en Túnez y en otros lugares.

No debemos nada, no pagaremos nada!

Primeros firmantes en orden alfabético

ACET (Auditons les Créances Européennes envers la Tunisie)

CADTM International (Comité pour l’Annulation de la dette du tiers monde)

JUBILE SUD AMERIQUES

Popular Campaign to Drop Egypt’s Debt


Balance de la edición de Túnez 2013 por el activista belga Eric Toussaint, coordinador del Comité para la Anulación de la Deuda del Tercer Mundo

El Foro Social en contacto con una realidad en ebullición produce una reacción química positiva

Sergio Ferrari, Rebelión

El Foro Social Mundial (FSM) cerró su novena edición centralizada este sábado 30 de marzo en la capital tunecina con un balance cuantificable significativo. Más de 50 mil participantes; casi mil actividades de todo tipo; una manifestación de apertura el martes 26 que reunió a 25 mil personas y una concurrida marcha de clausura en solidaridad con el pueblo palestino. “Un foro muy positivo” según el análisis del historiador y militante social belga Eric Toussaint, coordinador del Comité para la Anulación de la Deuda del Tercer Mundo (CADTM), una de las organizaciones que integran el Consejo Internacional del FSM desde sus inicios.

Pregunta: ¿Cuáles han sido los aspectos más importantes de esta nueva edición del FSM?

Eric Toussaint: Se dio una fuerte participación tunecina en muchas de las actividades. Lo vimos, por ejemplo, en los talleres y actividades que analizaron el tema de la deuda. También en la Asamblea de los Movimientos Sociales del viernes 29. Fue evidente el gran interés de la juventud y de los movimientos sociales a favor de esta iniciativa. Esto constituye un aspecto muy positivo de nuestro balance.

P: ¿Significa que el FSM en tanto espacio sale fortalecido de esta convocatoria en el Magreb?

R: Sin duda alguna. El FSM vive una cierta crisis desde hace algunos años. En particular el Consejo Internacional, en tanto instancia facilitadora, enfrenta dificultades enormes para encontrar una nueva dinámica…Y al mismo tiempo, el Foro Social, de manera incontestable, se mantiene como el único lugar y marco mundial donde se encuentran los movimientos sociales. Y en ese sentido, en la ausencia de otra alternativa, el FSM sigue siendo muy importante. Dado que la sociedad tunecina y de la región estén activamente movilizadas, aportó una bocanada de aire fresco y renovación a este espacio internacional. El Foro Social al entrar en contacto con una sociedad en movimiento, en ebullición, produce una reacción química, una interacción sumamente interesante y lo hemos comprobado en esta edición.

P: Según su balance, el hecho de convocar al FSM en un país y en una región en ebullición, podría servir también de cara al futuro como un antídoto contra todo riesgo de institucionalización de este espacio mundial…

R: En efecto. Podríamos imaginar una próxima edición del FSM en Egipto si un grupo de organizaciones de ese país desearían recibirlo. Ya que Egipto vive una situación totalmente eléctrica con un movimiento sindical proporcionalmente más fuerte en el sector industrial que en Túnez y con un campesinado muy golpeado por las políticas neoliberales del Banco Mundial y la privatización de las tierras. Pero podrían darse explosiones sociales en otras partes del mundo y serían imaginables escenarios diversos.

P: ¿Cómo desbloquear las dificultades y la cierta parálisis que confronta el Consejo Internacional del FSM?

R: No tengo soluciones. Constato que una serie de fuerzas que integran el Consejo desean continuar jugando ese rol. Lo que Túnez nos enseña es que en un cierto momento hay que liberar el terreno y dejar espacio a nuevas fuerzas. Nosotros en tanto CADTM continuamos siendo miembros del Consejo Internacional y sabemos que hay actores dentro muy interesantes y dinámicos con quienes colaboramos estrechamente. Pero vemos también que hay una serie de fuerzas muy institucionalizadas que gestionan la "marca" del Foro Social Mundial según sus intereses

P: A pesar de todo, su idea es que hay que seguir fortaleciéndolo…

R: Sin duda. El FSM es un espacio útil. Se ve que, como sucedió aquí, hay una dinámica muy positiva que se desarrolla independientemente de los problemas funcionales.

P: ¿En el marco de este balance optimista, cuáles ha sido los elementos negativos que resultan de esta edición?

R: Entre las organizaciones que instalaron sus stands estaba la USAID que es el organismo de cooperación de los Estados Unidos presente en todas las operaciones de desestabilización en el planeta entero. Es un instrumento de prolongación de la política internacional norteamericana. Por lo tanto esta organización no tiene nada que hacer en el Foro. Es un elemento preocupante ya que implica incluso una violación de la Carta de Principios del 2001. Comprendo por lo tanto a aquellos participantes que fueron a exigir a esta organización de salir del perímetro del campus universitario El Manar donde se realizó el Foro.

Vimos también -de igual manera a lo que sucedió en la edición anterior del 2011 de Dakar-, que la monarquía marroquí envió un centenar de personas pagadas bajo la cobertura de pertenecer a organizaciones no gubernamentales sociales. Una parte de ellos son policías que vinieron a impedir que se exprese en este espacio el derecho a un Estado independiente saharaui… Lo vimos en Dakar, se lo vio el viernes 29 en la asamblea de los movimientos sociales… Elementos provocadores ligados al régimen marroquí que vienieron a tomar por asalto la tribuna, y trataron de impedir que en la declaración de los Movimientos Sociales se haga referencia a esa solidaridad necesaria. Ese también ha sido un aspecto negativo, aunque no es responsabilidad del FSM. Hay que encontrar los medios para proteger en particular a los militantes sociales marroquíes que tienen el coraje de defender el derecho democrático a la soberanía nacional.

+ Info:

Túnez: Nació un frente común de organizaciones políticas contra las deudas. Pauline Imbach (CADTM)

ENTREVISTA A ÉRIC TOUSSAINT: "Los movimientos ciudadanos han de realizar una auditoría de la deuda"


A la mateixa secció:


El “momento populista”: Chantal Mouffe: la “postdemocracia” y la izquierda


El Kurdistán libertario nos atañe


Entrevista con Eric Toussaint: Para mantener una línea de cambios profundos, es fundamental la autoorganización de la población y la presión popular sobre los gobiernos


Mélenchon, Francia Insumisa, populismo


Catalunya: ¿De comunes a eurocomunes?


1917-2017. Repensar la revolución


Euskal Herría: Asamblea de EH Bildu, las formaciones se comprometen a "pasar de ser una coalición a un sujeto político"


Per una perspectiva radical a Europa. Pròleg del llibre ’Sobiranies: una proposta contra el capitalisme’ (Espai Fàbrica, 2017)


Francia: ¿Ponemos el grito en el cielo sobre Poutou en nombre del voto útil?


El capitalismo es poder, no economía (Abdullah Öcalan)

Creative Commons License Esta obra est� bajo una licencia de Creative Commons by: miquel garcia -- esranxer@gmail.com