contacte: anticapitalistes@anticapitalistes.net

 



 

Anticapitalistes
  
diumenge 5 de febrer de 2012 | Manuel
Desarrollismo o decrecimiento. Una propuesta por el decrecimiento desde Euskal-Herria

Grupo de trabajo DOT-Desazkundea

En respuesta a los planes del Gobierno Vasco de ordenación del territorio en base una ciudad-región global articulada en torno a polos tractores situados en las tres capitales de provincia, el pasado 20 de diciembre sindicatos, ecologistas, docentes universitarios, profesionales de urbanismo y feministas hicieron público un Manifiesto a favor de unas directrices de ordenación y cohesión territorial. Ha sido el primer paso tras un año de trabajo del grupo Directrices de Ordenación del Territorio-Desazkundea.


MANIFIESTO. POR UN MODELO TERRITORIAL REDISTRIBUTIVO, MULTIFUNCIONAL, SOLIDARIO Y SOSTENIBLE.

El gobierno vasco está revisando las Directrices de Ordenación del Territorio (DOT) mediante un “re-estudio” que titula: Re-estudio de las DOT - Euskal Hiria NET. Mediante un proceso exclusivista y poco participativo pretende definir el modelo territorial que condicionará todas las demás políticas
medioambientales, económicas, energéticas, de movilidad, vivienda, etc… Estas DOT marcan el modelo territorial y urbanístico que deberán aplicar todos los municipios de la CAV en sus planes generales (obligando, en muchos casos, al consumo de suelo).

Desde su aprobación en 1997, las DOT - Euskal Hiria han dando cobertura a un modelo de organización económica de mercado, y no han asumido los límites de los ecosistemas del territorio (entendiendo el territorio como ecosistema complejo en el que habitamos). Las DOT de 1997, proponían un territorio polarizado en las tres capitales; subordinando las comarcas y pueblos al papel de espacios de tránsito, y transformando la práctica totalidad del territorio en suelo edificable u ocupable por infraestructuras.

Este modelo, Euskal Hiria, ha provocado un auténtico colapso territorial, con un ritmo de ocupación de territorio equivalente a 700 campos de fútbol al año. Así, deberíamos hablar más bien del modelo “Euskal Urbea”.

Ante esta propuesta de una nueva “Euskal Urbea” a la escala global, los abajo firmantes exponemos lo siguiente:

1. Consideramos que tras 14 años de vigencia de las DOT – Euskal Hiria, es necesario
realizar un balance de su desarrollo y evaluar la situación del territorio / ecosistema.

2. Manifestamos nuestro desacuerdo con el modelo territorial Euskal Hiria NET, donde el territorio es un “soporte en negro” para conectar desarrollos urbanos e infraestructuras.

3. Manifestamos nuestra preocupación que ante la actual crisis ambiental y económica la nueva Euskal Hiria insiste en los mismos paradigmas de desarrollo que nos han conducido a dicha crisis, caminando en la dirección opuesta a la reducción de emisiones carbono, consumo de suelo o del agotamiento de recursos insustituibles.

Por todo ello, instamos al Gobierno Vasco a abrir un debate y un proceso
participativo, público y transparente en torno al modelo territorial para Euskadi
donde se incluya la siguiente metodología:

1. Evaluación del desarrollo de las DOT de 1997. (Diagnostico territorial)

2. Determinación de los retos actuales: económicos, sociales, ambientales y culturales mediante un proceso deliberativo vinculante. (Objetivos de las DOT)

3. Determinación de unas bases consensuadas para unas Directrices de Cohesión Territorial. (Directrices de consenso determinantes)

Añadir que ante este nuevo planteamiento insostenible y desequilibrado de las DOT-Euskal Hiria NET, los abajo firmantes, planteamos la necesidad de unas Directrices para la Cohesión Territorial a favor de un modelo territorial redistributivo, multifuncional, solidario y sostenible.

En Euskal Herria a 20de diciembre de 2011

Anexo de conceptos:

a) Redistributivo

Propuesta de re-localización de servicios y actividades. Fundamental para reducir la movilidad obligada y asegurar el acceso a servicios de primera necesidad (alimentación, sanidad, educación, cultura, etc…) Para ello planteamos redefinir los eskualdes (más ajustados a los ecosistemas geográficos históricos) como ámbitos de cohesión territorial. Para ello entendemos que deben tener mayor capacidad de intervención y auto-organización, e incluso personalidad institucional.

b) Multifuncional

El monocultivo, en todos los ámbitos (agroganadero-forestal, industrial, logístico, energético, urbanístico, turístico,..) usurpa recursos a la diversidad. Y la diversidad se convierta en la base y objetivo de las políticas con incidencia en el territorio. Para ello la mezcla de usos tan valorada en el urbanismo, hay que trabajarla también en el marco territorial, entendiendo que cada
eskualde debe de ser complejo y lo mas autosuficiente posible (empleo local, dotaciones de servicios, planes estratégicos propios, soberanía alimentaria, gestión de recursos y residuos, etc.)

c) Solidario

La concentración de actividades y servicios en las ciudades-capital, y su aparente ventaja en la economía de escala global, acaba por justificar el resultado de territorios (personas, hábitats) de primera y segunda categoría, donde los territorios externos a la urbe acaban soportando sus
externalidades y disfuncionalidades. (Incineradoras, vertederos, térmicas, de vías de movilidad…)

Un territorio solidario debe asumir los principios de reciprocidad, cooperación y colaboración desde la ciudad hacia los pueblos.

d) Sostenible

Es necesario definir un modelo territorial que asuma los cambios de ciclo actuales, el “pico del petróleo”. Un modelo que aporte soluciones para la reducción de consumo y emisiones y que reduzca la huella ecológica. Un modelo decrecentista de reducción del consumo de suelo, energía, movilidad, materiales… Los ejes para un territorio gestionado en claves de
sostenibilidad son: la soberanía alimentaria, la diversidad ecológica, la re-localización en proximidad de actividades y servicios, el compromiso con la parte reproductiva de la vida, la descentralización de la producción energética, la reutilización y reciclaje de recursos básicos (agua, tierra, materias primas…).

Estos son los cuatro pilares de una actitud responsable frente a nuestro estar en el ecosistema planetario, nuestro deber de hoy para con la historia.


Desarrollismo o decrecimiento en el modelo territorial vasco

EL THINK TANK TALLER DE IDEAS ASESORA AL GOBIERNO DE PATXI LÓPEZ

El Gobierno vasco retoca las Directrices de Ordenación del Territorio, y da continuidad a la idea de ciudad global aplicando el llamado “efecto Bilbao” al plano territorial. Diferentes plataformas ciudadanas se manifiestan hoy en Donostia por otro modelo territorial. Foto Phranet

IRATXE MENÉNDEZ URIBARRI (BILBAO),
Diagonal 4 DE FEBRERO DE 2012, NÚMERO 167

El documento, Euskal Hiria.net (ciudad vasca.net), redactado por el Taller de Ideas de Alfonso Vegara será aprobado en las próximas semanas por el Gobierno Vasco. Las Directrices de Ordenación del Territorio (DOT) definen la política territorial de la Comunidad Autónoma Vasca sin responder a la necesidad de un cambio de paradigma. Tal como señalaba el entonces exconsejero de Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, Sabin Intxaurraga, “nuestros actuales modelos de consumo, movilidad y desarrollo son insostenibles” (Gara, 9/11/2004). Aun así, Euskal Hiria.net da continuidad a la política territorial de los últimos 20 años bajo el paradigma capitalista que equipara desarrollo y crecimiento.

El citado informe apuesta por crear una ciudad-región global articulada en torno a polos tractores situados en las tres capitales de provincia. Un buen ejemplo es la autopista Supersur de Bilbao que, con una inversión de 821 millones de euros y con una circulación por debajo de sus expectativas ha motivado bajadas de peajes y rebajas en las previsiones oficiales de uso.

Proyectos como éste han contribuido a la artificialización de 8.815 hectáreas en la última década para la construcción de infraestructuras de transporte. Según los datos de Udalplan 2010, en la última década se han construido, en total (viviendas, centros comerciales, zonas industriales y redes de transporte), 15.832,77 de hectáreas en la Comunidad Autónoma Vasca (CAV).

En respuesta a los planes del Gobierno, el pasado 20 de diciembre sindicatos, ecologistas, docentes universitarios, profesionales de urbanismo y feministas hicieron público un Manifiesto a favor de unas directrices de ordenación y cohesión territorial (ARRIBA). Ha sido el primer paso tras un año de trabajo del grupo DOT-desazkundea.

Si bien algunos grupos políticos (Bildu, Antikapitalistak, IU y Aralar) han mostrado su interés en la propuesta, la plataforma ha considerado conveniente trabajar de forma independiente. A mediados de enero, los firmantes del manifiesto se reunieron con Pilar Unzalu, consejera de Medio Ambiente, Planificación Territorial, Agricultura y Pesca, e Iñaki Atxukarro ,viceconsejero de Planificación Territorial y Aguas.

Cambio de paradigma

En dicha reunión trasladaron la necesidad de un cambio de paradigma en las políticas territoriales, frente a lo cual la consejera valoró el documento de análisis como “interesante en el nivel académico” y mostró su molestia por tildar de “neoliberal” su política territorial. Sin embargo, no hubo capacidad de réplica a un segundo documento de propuestas para un nuevo modelo territorial.

Según fuentes presentes en ese encuentro, la consejera mostró una actitud abierta al debate, pero dejó claro que el documento Euskal Hiria.net se aprobará. Y lanzó la propuesta, que ya había hecho pública en otros foros, de abrir un “proceso participativo” desde febrero a junio de este año, sin especificar calendario, estructura y objetivo de dicho proceso. A fecha de hoy no se sabe quién y cómo gestionará dicho “proceso participativo”.

Para el grupo DOT-desazkundea, el modelo propuesto por el think tank de Alfonso Vegara reincide en polarizar la actividad, equipamientos y servicios en las tres capitales, suburbializando el resto del territorio, lo que generará mayores índices de movilidad obligada, destrucción de tierra agraria, pérdida de soberanía alimentaria, desaparición de los pequeños comercios, entre otros efectos que consideran nocivos. A este respecto, en la reunión con la Consejería se reclamó una moratoria para la construcción de nuevos centros comerciales en la CAV.

Tal como se desprende del documento de propuesta elaborado por el grupo DOT-Desazkundea, es necesario generar un proceso de análisis deliberativo que determine objetivos, prioridades y necesidades desde un diagnóstico complejo: ambiental, socioeconómico, cultural, etc, que incorpore la participación ciudadana para garantizar la transparencia y pluralidad, y como vía para trabajar cuestiones sociales como el impacto de género o la relación pueblos- ciudades-capital. Así, llama la atención que en el documento Euskal Hiria.net no haya mención alguna a la cuestión de género ni a la Ley 4/2005 para la Igualdad.

Desde el grupo de trabajo DOT-Desazkundea se propone definir colectivamente un territorio en transición basado en pautas de proximidad, autonomía energética; reducción de la movilidad obligada; reducción de la huella ecológica; fomento del sector primario para paliar la dependencia alimentaria, reducción de las emisiones de carbono, y sobre todo, diferenciar las necesidades de los lujos en la toma de decisiones.

Por ello, desde este grupo se apunta que estas DOT deberían marcar directrices vinculantes que establezcan límites a los procesos de asentamiento en el territorio mediante indicativos de desarrollo ambientales y sociales. Reflejo de la exigencia de otro modelo territorial es la convocatoria de diferentes agentes sociales para la manifestación del 4 de febrero con el lema: “Por un cambio del modelo social para una Gipuzkoa diferente: ¡paralización de las grandes infraestructuras!”.

LAS AMISTADES DE VEGARA

Alfonso Vegara ha sido el principal valedor del informe Euskal Hiria.net, en el que se basa el modelo desarrollista que está impulsando el Gobierno vasco. Vegara, arquitecto-urbanista de prestigio, preside la Fundación Metrópoli, con la que estuvo relacionado el miembro de la familia real Iñaki Urdangarin, según informó el diario El Mundo.

Entre los proyectos en los que ha participado Vegara se encuentran el club Málaga Valley, construido por José Luis Ullibarri, imputado en el caso Gürtel, así como en la Ecociudad de Sarriguren (Navarra), promovida por un constructor que aparece en el sumario de la Operación Malaya.

Foto: La autovía del Cantábrico a su paso por Eibar. Gari Araolaza


A la mateixa secció:


Cambio Climático. La Tierra arde: sequías, desertificación, hambre, migraciones


Juicio popular al proyecto Castor


Trump denuncia el acuerdo de París sobre el cambio climático: ¿Qué esperabas?


Perdent el tren: el Pla d’Acció Territorial de la Infraestructura Verda del Litoral.


Iberdrola vol construir un magatzem de residus a la central nuclear amb més incidències de l’Estat


La plaça de bous de València torna a escoltar el clam animalista: ‘Falles sense sang’.


11 de marzo: sexto aniversario de Fukushima


¿Cuánto ganan las grandes eléctricas en el estado español?


Tractors al carrer


Ecologistes en Acció recolza les mobilitzacions contra els granels del port d’Alacant

Creative Commons License Esta obra est� bajo una licencia de Creative Commons by: miquel garcia -- esranxer@gmail.com