contacte: anticapitalistes@anticapitalistes.net

 



 

Anticapitalistes
  
dilluns 16 de gener de 2012 | Manuel
15M: ’Yo no pago’ los recortes sociales y las subidas del precio del transporte público.


Els “iaioflautes” ocupen un autobús de la Línia 47 a Barcelona

Revolta Global 2 de febrer de 2012


www.btvnoticies.cat

Més de setanta jubilats i jubilades, van ocupar ahir l’autobús de Línia 47 a Barcelona, en una acció reivindicativa i de protesta contra les retallades. L’acció va denunciar també l’abús abusiu dels preus dels serveis públics i del transport. Els i les manifestants van entrar a l’autobús, van pagar el bitllet i a l’interior del vehicle van desplegar pancartes amb varis lemes i consignes. Veure vídeo de BTV i fotografies de l’acció.

Campanya contra la pujada de l’autobús a Alacant

El dissabte 14 de gener a Alacant, el 15M-Pren la Plaça va repartir panflets i penjar cartell contra la pujada dels mitjans de transport. Les activistes del 15M van dialogar amb la gent, van explicar el motiu de l’acció, i van rebre el suport de la gent de forma generalitzada.

Concentració a Alacant el 21 de gener a les 11.30, Rambla de Mendez Nuñez


Carga policial en una protesta contra la subida del transporte. La acción ciudadana ’Yo no pago’, que llamaba en varias ciudades a no pagar el metro, se salda con cuatro detenidos

SUSANA HIDALGO Público 15/01/2012

JPEG - 22.1 kB
1326662154-fb19b4fb69e0492be86d706cf55641ae

"¡El que quiera entrar, que pase por aquí!", gritaba un chico, sobre las cinco y media de la tarde, con la mano bloqueando el sistema de cierre de las puertas transparentes que permiten la entrada a la estación de Callao del metro de Madrid, en el centro de la ciudad. Mientras, otros jóvenes saltaban directamente de un brinco el control de entra-da y otros colgaban carteles en las paredes del suburbanodonde ponía "Yo no pago".

Muchos viajeros, encogidos de hombros, aceptaron la invitación y se colaron sin saber bien de qué se trataba. "Es una protesta contra los recortes sociales y las continuas subidas del metro", explicaba una chica a los pasajeros.

El acto de desobediencia fue convocado a través de las redes sociales

Minutos después, una quincena de agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP), los llamados antidisturbios, cargaban dentro del vestíbulo de Callao contra los miembros de Yo no pago, movilización activada a través de las redes sociales en varias ciudades españolas en protesta por las constantes subidas del transporte público. La carga, que convirtió por unos minutos la estación de Callao en una ratonera, terminó con cuatro detenidos, justo en el primer fin de semana como nueva delegada del Gobierno de Cristina Cifuentes.

Los arrestados están acusados de resistencia a la autoridad y fueron traslados a la Brigada Provincial de Información, en la comisaría de Moratalaz.

De una estación a otra

El movimiento tiene su origen en uno similar surgido en Grecia

En Madrid, la protesta fue convocada en un primer momento en la estación de Sol, una de las más concurridas de la ciudad, pero la fuerte presencia policial impidió realizarla. A las cinco de la tarde, los manifestantes muchos de ellos pertenecientes al 15-M, que tenía una jornada para conmemorar los ocho meses de lucha intentaron meterse gratis en el metro, pero la Policía bloqueó la entrada.

Así que el grupo, formado por unas 50 personas a las que se fueron sumando de manera espontánea otros viajeros, se desplazó a pie hasta la cercana estación de Callao con sus carteles de "Yo no pago" y al grito de "No nos mires, únete". También se escucharon gritos contra Urdangarin y otros lemas de la lucha social como "No hay pan para tanto chorizo".

Esto es un atraco

Los arrestados están acusados de resistencia a la autoridad

Cuando los manifestantes llegaron a Callao, sólo había Policía Local y seguridad del metro, que se vieron desbordados por la protesta. Mientras llegaban los antidisturbios, los convocantes y los viajeros que pasaban por allí se unieron en una especie de desobediencia común contra el torniquete. "Una golfada", "un atraco", "una chorizada", calificaron, casi al unísono, la subida del transporte Angustias y Lázaro, dos de las personas más mayores que se unieron a la protesta. Angustias tiene 76 años y dice estar harta de que su pensión de viudedad parezca que encoge cada vez que se sube al metro o al autobús. "Es que no me da para nada", se quejó.

El movimiento Yo no pago tiene su origen en una iniciativa similar llamada Den Plirono, que surgió en Grecia el año pasado con motivo de la subida del precio del transporte. En el país heleno también se organizan acciones en el metro, las estaciones y las autopistas. Allí se bloquean las máquinas de pago o se levantan las barreras para que todo el mundo pase gratis.

Por ejemplo, hace un mes, el alcalde de la localidad griega de Stilidas, Apostlos Gletsos,con un peaje muy caro y sin ruta alternativa para ir a los pueblos del entorno, derribó con una excavadora el puesto de pago.

¡Que pague Urdangarin!

En Barcelona, la cita de este domingo fue en la parada de metro de Plaza Catalunya. Ante la mirada de los revisores y personal de TMB (Transports Metropolitans de Barcelona), los manifestantes corearon gritos como "¡Qué pague Urdangarin!", "Este billete no lo pago" o "Transporte gratuito para los parados". Edu, uno de los integrantes del movimiento, aseguró en declaraciones a Europa Press que las nuevas tarifas del transporte público catalán son "abusivas" y exigió transporte gratuito para los parados.

A la iniciativa también se sumaron Sevilla, Valencia y Bilbao. Decenas de participantes colgaron los vídeos y las fotos de lo ocurrido tanto en Twitter como en el perfil de Facebook de la iniciativa.


’Yo no pago’ los recortes sociales y las subidas del precio del transporte público.

Público, EUROPA PRESS 15/01/2012

El movimiento ’Yo no pago’ invita a través de su perfil en Facebook a los ciudadanos españoles a practicar la "insurrección económica" colándose en el Metro este domingo para protestar así "contra los recortes sociales" y las subidas del precio del transporte público.

A través de la red social, donde ya tiene más de 8.000 seguidores, el movimiento propone una acción conjunta para este domingo, a partir de las 17 horas, en diferentes estaciones de Metro españolas. En concreto, la protesta esta previsto que se celebre en Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla y Bilbao. Así, se pide a los ciudadanos que se salten los torniquetes de acceso sin pagar, y se les recomienda llevar "un cartel" que indique que se está tomando parte en esta acción, así como sacar fotos y vídeos para colgarlos en Internet.

Además, algunos seguidores recuerdan a quien tenga intención de sumarse a la iniciativa que "sólo se puede multar por viajar sin billete, no por saltar el torniquete" y que "los guardia jurados no pueden tocar ni empujar en ningún caso".

El movimiento recuerda que sólo se puede multar por viajar sin billete

El movimiento ’Yo no pago’ está inspirado en una iniciativa similar llamada ’Den Plirono’ que surgió en Grecia el año pasado a raíz de la subida del precio del transporte y que organiza acciones en el metro, las estaciones o las autopistas, donde "bloquean las máquinas de pago ante la permisividad de los empleados" o "levantan la barrera para que todo el mundo pase gratis".Estos grupos, como otras iniciativas sociales, se organizan por Internet y convocan acciones festivas de "resistencia a pequeña escala" y "subversivas".

Las protestas han llegado a tal nivel que, "hace un mes, el alcalde de la localidad de Stilidas, Apostlos Gletsos, afectada por un caro peaje y sin ruta alternativa para ir a los pueblos del entorno, derribó con una excavadora el puesto de peaje". "Fue detenido y, tras ser puesto en libertad, sus paisanos lo recibieron como un héroe", asegura ’Yo no pago’ en su perfil de Facebook. Por eso, se avisa ya que la intención es "seguir los pasos del mismo movimiento, que ha gozado de gran éxito y aceptación entre su población", y continuar convocando acciones de este tipo.


"Yo no pago"

El movimiento de desobediencia civil ‘Yo no pago’ , nacido en Grecia, anuncia acciones conjuntas para el 15 de enero.

Kaos en la Red 12/1/2012

Un miembro del movimiento da a conocer en El Confidencial que la primera acción conjunta que tienen prevista se desarrollará el 15 de enero a las 17.00 horas en las paradas de metro de Sol, en Madrid; de Plaza Catalunya, en Barcelona; de Primero de mayo, en Sevilla; y de Abando, en Bilbao. Consistirá en que todo el que esté de acuerdo se cuele en el suburbano, sin llegar a actos violentos.

Esta primera maniobra surge después de que en sólo poco más de 20 días hayan conseguido más de 5.000 seguidores en su página de Facebook, donde se encuentra toda la información relativa a “Yo no pago” y en Twitter. Aunque no saben si el acogimiento de esta rebelión ciudadana tendrá tanta acogida como en Grecia –“el 40 % de los usuarios no paga el autobús, el 56 % está a favor del movimiento, e, incluso, los trabajadores de estos servicios son bastante permisivos”-, creen que tendrá “un grado de aceptación alto”.

Hay cinco millones de parados que tienen que acudir al transporte público para buscar trabajo. No hay coherencia en este aspecto desde la Administración porque éstos tienen que tener facilidades”, explica...

¿Están dispuestos a soportar subidas de impuestos en plena crisis económica? ¿Creen conveniente que seamos los ciudadanos los que paguemos con nuestro dinero la mala gestión política y los rescates bancarios? ¿Se indignan cuando ven que no llegan a fin de mes mientras los responsables de la crisis se van de rositas?

Con las últimas medidas de ajuste anunciadas por el Ejecutivo de Mariano Rajoy y las subidas de precios del transporte, la gasolina, los peajes, los parquímetros o el gas, muchos hogares al borde de la asfixia económica van a acabar ahogándose. Esto se complica en ciudades grandes donde el transporte público es fundamental y es la única forma de poder ir a trabajar o a buscar empleo.

Lo que pasa es que si los sueldos no suben y el precio del transporte se incrementa, nos podemos encontrar en una situación muy complicada.

Ante todo esto, muchos ciudadanos, hartos, están comenzando a movilizarse a través de “Yo no pago”. El movimiento surgió en Grecia (Den Plirono en heleno) hace unos meses y aboga por no pagar el transporte público, los peajes o el parquímetro.

Un miembro del movimiento explica a El Confidencial que surge porque “consideran que con los recortes sociales y las subidas de precios e impuestos no hay un cambio en la actitud de la Administración. También vale para decir que ‘yo no pago’ la crisis porque no la he creado, ya que ha sido causada por los lobbys financieros con la condescendencia política de los gobiernos europeos”.

Es más caro el metro de otras ciudades, pero aquí el salario mínimo es menos de la mitad que allí Este miembro anónimo señala que “ante leyes injustas hay que tener cierto grado de desobediencia civil”. Desde “Yo no pago” ponen como ejemplo la subida del billete sencillo del metro de Madrid de un 50 por ciento (%) y las que se avecinan en las próximas semanas. Además, critican duramente la campaña publicitaria del metropolitano que alude a que es el mejor metro y el más barato del mundo. “Es más caro el metro de otras ciudades, pero aquí el salario mínimo, que se ha congelado, es menos de la mitad que en esos países. Hasta en Grecia es mayor”, asegura. Buena prueba de ello es que muchos usuarios han criticado la campaña en Internet e, incluso, a llegar a realizar pintadas en los carteles aludiendo a los salarios de cada capital.

El 15 de enero, primera acción

El miembro del movimiento da a conocer en El Confidencial que la primera acción conjunta que tienen prevista se desarrollará el 15 de enero a las 17.00 horas en las paradas de metro de Sol, en Madrid; de Plaza Catalunya, en Barcelona; de Primero de mayo, en Sevilla; y de Abando, en Bilbao. Consistirá en que todo el que esté de acuerdo se cuele en el suburbano, sin llegar a actos violentos.

Esta primera maniobra surge después de que en sólo poco más de 20 días hayan conseguido más de 5.000 seguidores en su página de Facebook, donde se encuentra toda la información relativa a “Yo no pago” y en Twitter. Aunque no saben si el acogimiento de esta rebelión ciudadana tendrá tanta acogida como en Grecia –“el 40 % de los usuarios no paga el autobús, el 56 % está a favor del movimiento, e, incluso, los trabajadores de estos servicios son bastante permisivos”-, creen que tendrá “un grado de aceptación alto”.

Hay cinco millones de parados que tienen que acudir al transporte público para buscar trabajo. No hay coherencia en este aspecto desde la Administración porque éstos tienen que tener facilidades”, explica.

Además, este miembro de “Yo no pago” explica que hay varios problemas añadidos: “por una parte el precio de los billetes y, por otra, que la gente que no tiene dinero está asistiendo al espectáculo de cómo unos y otros se lo llevan caliente. También porque se está apoyando a los bancos y no a los ciudadanos. Si a ti te va mal en tu negocio, nadie te va a rescatar”. Si seguimos en esta dinámica nos aproximaremos a la situación de Grecia.

De todas formas, a parte de las acciones colectivas, lo que se pide es que cada uno dentro de sus principios ejerza de forma individual esta rebelión. Un buen ejemplo en este sentido es que muchos grupos a nivel local se están organizando para poder facilitar de forma gratuita libros de texto –de gente que los dona o que los copia-. “Es una buena iniciativa y la hemos compartido”, aseguran desde el movimiento.

¿Miedo a las represalias de la Administración?

Ante las posibles multas o represalias por parte de la Administración que pueden derivarse de estas acciones, “Yo no pago” ha elaborado una serie de recomendaciones.

Hemos enlazado la página de Facebook a portales como Memetro, ElComentarioTV o Paquímetros fuera donde dan pistas para esquivar las multas y para saber cuál es la autoridad de la seguridad privada”, explica este ciudadano. Asegura que “si te encuentras en el andén del metro, no te pueden multar. Sólo es posible si estás en el tren. Si recibes una sanción de la zona azul debe ser por parte de una autoridad y no de un trabajador de la empresa privada que se encarga de los parquímetros”. También explican cómo recurrir una multa ante la Administración, que si ha sido puesta por un trabajador de la empresa privada, tiene que ser respondida positivamente. “No es nada descabellado, es acudir a las leyes que ellos han marcado”, alude.

¿Qué deben hacer los políticos para detener “Yo no pago”?

Desde el movimiento señalan que “si seguimos en esta dinámica nos aproximaremos a la situación de Grecia. Poco a poco habrá más descontento social y empobrecimiento de los ciudadanos”. Por ello, consideran que “las condiciones para parar este movimiento van en línea con las reivindicaciones del 15M: democracia más directa –ya que creen que el hecho de que los ciudadanos estemos pagando la crisis es una consecuencia derivada de esto-, que la banca deje de atacar a ciudadanos y gobiernos, que se apoye a las personas en situaciones económicas graves, que el transporte sea gratuito, autopistas sin peajes o que se combata el fraude fiscal”. Explican sobre este último punto que mientras las SICAV tributan al 1 %, un trabajador paga más de un 20 % de IRPF.

Si preguntamos a los votantes del PP, a que la mayoría le parecerá mal esta subida de impuestos anunciada, más aún después de decir en campaña que no los subirían”, comentan.

+ Info:

El movimiento ’Yo no pago’ pide a los valencianos que se cuelen este domingo sin pagar en el Metro de Valencia

El moviment ’Yo no pago’ demana als barcelonins que es colin en el Metro

Detenidos cuatro manifestantes del movimiento ’Yo no pago’


A la mateixa secció:


Italia: Crisis y escisión del Partido Democrático (PD), orígenes y consecuencias…


[VÍDEO] Conversa entre Gala Pin (BComú) i Gabriela Serra (CUP)


França: Si no som nosaltres, qui?


Francia: Encuentro con Philippe Poutou, candidato presidencial del NPA


Podem davant de si mateix


Cap a on va Podem? Classe, populisme i moviment


El país dels comuns


Iglesias derrota Errejón i pren el control de Podem


Camino de Vistalegre II: Podemos ante sí mismo


David Fernàndez: ’Amb els 26.000 milions de frau fiscal es podria refer tot un país’

Creative Commons License Esta obra est� bajo una licencia de Creative Commons by: miquel garcia -- esranxer@gmail.com