contacte: anticapitalistes@anticapitalistes.net

 



 

Anticapitalistes
  
diumenge 27 de novembre de 2011 | Manuel
15-M. Marinaleda: en busca de soluciones. Madrid: por la huelga general. Barcelona: contra les retallades ... no es la reforma de la ley electoral.

La Directa, Público, Carlos taibo

El 15-M busca soluciones en Marinaleda

El movimiento celebra un encuentro en el emblemático feudo de la izquierda jornalera

FRANCISCO ARTACHO, Público, MARINALEDA (SEVILLA) 27/11/2011

Gobernada desde hace 32 años por Juan Manuel Sánchez Gordillo, emblema de la izquierda jornalera en Andalucía, Marinaleda no es, políticamente, un pueblo más. Además de por el singular perfil de Gordillo, líder de la formación nacionalista CUT-BAI, integrada en IU, este pueblo sevillano de 2.759 habitantes es conocido por algunas apuestas políticas que desbordan en la práctica por la izquierda los planteamientos de la coalición. Varios ejemplos: el Ayuntamiento financia una semana cultural en lugar de la Semana Santa, hay 350 viviendas 90 metros cuadrados, más cien de patio por las que los jornaleros pagan 15 euros/mes, el propio alcalde ha liderado exitosas ocupaciones de fincas... No es raro que el 15-M lo mire entre la simpatía y la curiosidad.

Tras celebrar los tres primeros en Madrid, el IV Encuentro Estatal del 15-M dio comienzo ayer y concluirá hoy en Marinaleda, que se ha volcado con sus más de 200 visitantes. El encuentro se celebra en la sede del Sindicato de Obreros del Campo (SOC). El Ayuntamiento ha cedido para que duerman los participantes el polideportivo Che Guevara y ha puesto a disposición del encuentro su radio y su televisión... "No siempre hay que ir a las grandes capitales", explica Natxo Serra, del 15-M de Valencia, interesado "en el modelo de participación ciudadana" del pueblo. "Podemos aprender de las políticas puestas en marcha aquí durante 30 años", explica Miguel, de Madrid, que se hace cargo del sistema de participación en internet.

El alcalde y la "utopía"

El propio Gordillo, siempre dispuesto a predicar su causa, se dejó ver por el encuentro. "La utopía no es una quimera", dijo el alcalde, que repasó con orgullo algunas de sus batallas y desgranó los aspectos más vistosos de su programa, caso de los "domingos rojos"... "¡Cuenta lo que pasa en Semana Santa!", le gritó un joven. Pero Gordillo siguió con su diatriba. "Toxo y Méndez deberían estar en la cárcel por firmar la jubilación a los 67 años". Los indignados, que suelen agitar las manos en señal de aprobación, esta vez sí aplaudieron.

Un joven tomó la palabra para incidir en las "contradicciones" de Gordillo, alcalde desde 1979, por no dar paso a la "regeneración". El regidor le respondió: "Si me pegaran un tiro, Marinaleda seguiría con igual fuerza".

Hubo mucho más aparte de Gordillo en el encuentro. Varios asistentes expresaron preocupación por la pérdida de apoyo del movimiento desde octubre y se plantearon opciones para integrar el trabajo de las distintas asambleas. El objetivo de fondo, plantear alternativas al capitalismo. Precisamente tras la intervención de Gordillo tomó la palabra Enric Duran, conocido por su activismo contra los bancos, que explicó las iniciativas de cooperativismo puestas en marcha en Catalunya, resaltando las ventajas de la "gestión colectiviza de la sanidad o la agricultura", que serían "más fáciles de llevar a cabo si hubiera más ayuntamientos como el de Marinaleda".


Los indignados reclaman una huelga general contra el capitalismo

Cientos de indignados de diferentes puntos de Madrid se han dado cita en el centro

PÚBLICO.ES / EFE MADRID 27/11/2011

JPEG - 34 kB
1322405763885marchadn

Cientos de indignados han marchado por Madrid para reclamar una huelga general y que el nuevo gobierno despliegue una política en favor de los trabajadores y no en beneficio "de las empresas, de los mercados" y "de lo que diga" la canciller alemana, Angela Merkel.

"Caminemos juntos contra la crisis y el capital a la huelga general" ha sido el lema de las seis marchas que han partido desde diferentes puntos de la Comunidad de Madrid convocadas por las asambleas de trabajadores de pueblos y barrios de la capital, que ya promovieron las que tuvieron lugar el pasado 19 de junio.

Como ocurriera entonces, aunque en esta ocasión de forma menos multitudinaria, los manifestantes han aplaudido cuando se han juntado en la plaza de Neptuno y han coreado consignas como "La crisis que la paguen los capitalistas", "Así, así, ni un paso atrás, contra los recortes huelga general".

En declaraciones a los medios, Rafael Flores, miembro de la asamblea de trabajadores de Vallecas, ha afirmado que la convocatoria se hizo antes de las elecciones generales con la intención de pedirle al nuevo gobierno, "fuera del color que fuera", que "dejen de hacer las mismas políticas y las reconviertan en favor de la clase trabajadora".

Instan al nuevo Ejecutivo a no hacer políticas en favor de los mercados

Flores ha señalado que se han manifestado para exigirle al partido que va a gobernar que "cambie de rumbo y que no haga políticas en favor de la empresa, de los mercados y, sobre todo de lo que dice ’la Merkel’". Además, ha subrayado que no se han puesto en contacto ni con UGT, ni con CCOO para la convocatoria de la huelga general, pero sí con "sindicatos alternativos" para promoverla.

Aunque no se ha atrevido a dar cifras de los asistentes a las marchas, ha asegurado que en la suya se han juntado entre 1.200 y 1.500 personas. "Ha salido una cosa digna", ha dicho Flores, que esperaba más implicación de los vecinos de Madrid.

Al final de la marcha, los indignados han leído un comunicado en el que han reiterado su reivindicación al nuevo Ejecutivo de cambiar "este sistema capitalista" y que adopte medidas "que realmente defiendan a los trabajadores de las agresiones de los empresarios y de los banqueros".

Para organizar la convocatoria, la coordinadora de barrios y pueblos en lucha del 15-M creó un blog en el que han recogido firmas de apoyo y se pueden consultar datos de interés sobre las marchas.


Els Mossos multen un jove per participar d’una concentració contra les retallades a Salut

XAVI MARTÍ, La Directa 24/11/2011

JPEG - 201.6 kB
molins

La Plataforma Molins de Rei contra les Retallades va organitzar, el 9 de novembre, una concentració de protesta pacífica davant la Sala Gòtica de la localitat, on CiU va celebrar un acte electoral amb la presència de l’expresident de la Generalitat, Jordi Pujol. La Guàrdia Urbana va acordonar la zona i va encerclar les persones de la plataforma amb tanques metàl·liques. Per la seva part, els membres de Molins de Rei contra les Retallades van muntar una taula informativa per recollir signatures contra el tancament del servei d’urgències nocturnes i, amb l’ajuda d’un megàfon, van cridar consignes contra les retallades sanitàries que està impulsant CiU. El fet de cridar consignes, segons membres de la plataforma, “no va agradar als militants locals de CiU” ni al l’expresident de la Generalitat, Jordi Pujol, que li va dir al primer tinent d’alcalde, Joan Ramon Casals (CiU): “A quins llocs em portes”.

L’endemà de la concentració de protesta, el jove va rebre una notificació de la comissaria dels Mossos. El jove va anar a la comissaria i se li va comunicar que se li havia imposat una sanció administrativa per ser l’instigador d’una concentració “il·legal” i pel fet de portar el megàfon. La plataforma molinenca afirma que es va demanar permís a la Guàrdia Urbana i que, com ha passat altres cops, no va haver-hi cap problema per organitzar l’acte de protesta.

Amb data del dia anterior

Els Mossos de la comissaria de Sant Feliu van demanar al jove molinenc que signés l’acta de denúncia com si hagués estat identificat durant l’acte de protesta, un fet que, segons Molins contra les Retallades, “és totalment fals”. Finalment, el jove va aconseguir que els Mossos li donessin una còpia de l’acte d’infracció amb la data correcta (dia 10 de novembre). El jove ha interposat un recurs a la multa.

Una acusació falsa

La Plataforma Molins contra les Retallades afirma diverses coses: “Aquest noi no forma part de la comissió de la Plataforma i és un ciutadà que ha vingut diverses vegades a les manifestacions; aquest noi no portava el megàfon; aquest noi no és el responsable de convocar o organitzar la concentració de protesta i, per tant l’acusació de la policia és falsa; a aquest noi ni a ningú dels participants se’ls va identificar; la policia local ens va facilitar un espai per manifestar-nos després d’una conversa, pel que entenem que és incompatible amb la infracció administrativa imputada, i a Molins de Rei s’han fet múltiples concentracions sense demanar permís a la policia (en defensa del català a la escola, per exemple)”.
La plataforma creu que els Mossos han triat un manifestant de “forma arbitrària” per “acusar-lo sense les mínimes garanties legals”. També consideren que els fets “són molt greus” i que la denúncia respon a “l’intent per part d’alguns de silenciar els moviments ciutadans de protesta pacífica i legítima contra la pèrdua de drets sanitaris a Catalunya”.


El 15-M: falsos amigos, enemigos externos

Carlos Taibo, Radio Klara 23/11/2011, Rebelion

En algún momento en los meses anteriores le he prestado atención a los acosos que ha padecido el movimiento del 15 de mayo. Vuelvo ahora a la carga con la cuestión porque hay dos circunstancias que merecen -creo yo- atención.

La primera alguna relación guarda con un fenómeno que nos afecta desde tiempo atrás: la principal estrategia que los medios de comunicación progresistas -El País y Público, la SER y La Sexta, Televisión Española y Radio Nacional- han desplegado en relación con el movimiento ha consistido en rebajar la radicalidad de las demandas que a menudo llegaban de este último. Hace unas semanas un periodista que cubría una manifestación del 15-M madrileño para la televisión pública terminó su intervención señalando que los asistentes habían coreado las consignas habituales a favor de la reforma de la ley electoral. No he escuchado nunca consignas sobre una cuestión tan estimulante como ésa. El periodista estaba volcando sobre el movimiento una percepción prejuiciosa que hacía de éste una simpática y festiva reunión de jóvenes que, lógicamente molestos por el horizonte que se les ofrece, se contentarían con demandar una más que razonable reforma de la ley electoral… ¿Para qué prestar atención a todo lo demás que se reclama en las manifestaciones y que revela con frecuencia una franca vocación de poner el dedo en la llaga de las miserias del capitalismo que padecemos?

Cuento todo lo anterior porque hora es de subrayar que distorsiones parecidas se hacen valer, también, en el interior del movimiento. Las transmiten gentes que en la abrumadora mayoría de los casos han peleado de siempre por horizontes bien diferentes de los que postula en estas horas el 15-M -en lugar central la asamblea, la autogestión y el rechazo de los liderazgos- y que hace unos meses no apreciaban otra posibilidad que la que ofrecían pactos cupulares de la mano de los sindicatos mayoritarios. Gentes que, luego de subrayar la aparente liviandad de muchos de los jóvenes que están en las calles y de afear su presunta falta de radicalidad contestataria, al final poco más reclaman que la reconstrucción de los Estados del bienestar de los que se supone disfrutábamos un lustro atrás.

A tono con el retrato del 15-M que ofrecen los medios progresistas, las personas de las que hablo huyen de cualquier contestación franca del capitalismo -basta, a sus ojos, con repudiar la deriva neoliberal de este último- y apuestan por lo que a menudo es un cortoplacismo aberrante que cancela cualquier perspectiva de transformación radical del sistema. Los derechos de las mujeres, los de las generaciones venideras y los de los habitantes de los países del Sur rara vez se asoman a sus preocupaciones, que encajan a la perfección con las letanías que han acabado por hundir a la izquierda tradicional. Alguien agregará que nada de lo anterior sería particularmente relevante –es evidente que la posición que menciono está presente en el 15-M- si no empezase a cobrar cuerpo un fenómeno inquietante: tras chupar de la imagen de un movimiento con el que comúnmente han mantenido vínculos escasos, algunos de los representantes de estas posiciones habrían empezado a arrogarse una suerte de portavocía del 15-M, que a sus ojos precisaría inequívocamente de representantes externos.

La otra circunstancia que quería mencionar remite a una realidad diferente ante la que conviene estar preparadas. Con el PSOE en la oposición no conviene perder de vista un riesgo que está ahí: el de que ese partido en virtud de una decisión orgánica -o sus militantes y simpatizantes de forma más o menos espontánea- decida desembarcar en el 15-M y utilizar éste como ariete frente a las políticas del nuevo gobierno. Si semejante horizonte gana terreno habrá que estar ojo avizor, y ello siquiera sea por una prosaica razón: el desembarco del que hablo acarrearía, por lógica, un designio de rebajar, una vez más, la radicalidad de muchas de las demandas del 15-M y alejaría a éste del designio de buscar un acercamiento urgente con los segmentos resistentes del movimiento obrero. Pondría en bandeja, por añadidura, una posible alianza entre los antineoliberales que ya están dentro y los que, luego de respaldar lo indefendible, se aprestan a llegar.


A la mateixa secció:


Present i bagatge de la lluita no-violenta


El “momento populista”: Chantal Mouffe: la “postdemocracia” y la izquierda


El Kurdistán libertario nos atañe


Entrevista con Eric Toussaint: Para mantener una línea de cambios profundos, es fundamental la autoorganización de la población y la presión popular sobre los gobiernos


Mélenchon, Francia Insumisa, populismo


Catalunya: ¿De comunes a eurocomunes?


1917-2017. Repensar la revolución


Euskal Herría: Asamblea de EH Bildu, las formaciones se comprometen a "pasar de ser una coalición a un sujeto político"


Per una perspectiva radical a Europa. Pròleg del llibre ’Sobiranies: una proposta contra el capitalisme’ (Espai Fàbrica, 2017)


Francia: ¿Ponemos el grito en el cielo sobre Poutou en nombre del voto útil?

Creative Commons License Esta obra est� bajo una licencia de Creative Commons by: miquel garcia -- esranxer@gmail.com