contacte: anticapitalistes@anticapitalistes.net

 



 

Anticapitalistes
  
dimarts 2 d’agost de 2011 | Manuel
La ultraderecha del siglo XXI: Xenofobia y populismo totalitario

David Antonio Gonzalez Marcos

El desmantelamiento del denominado “Estado del Bienestar” hace que nos situemos en un periodo de incertidumbre y desorientación en el conjunto de la ciudadanía. La aplicación de multitud de recortes, argumentados por confusas e infundadas tesis de corte neoliberal-agresivo ha hecho mella en una clase trabajadora fragmentada y fuertemente descompuesta.

Nos encontramos ante la lucha por unos recursos que se antojan cada vez más escasos dada la situación de crisis sistemática, provocada y mal gestionada. Esta competitividad fomenta los choques entre la propia clase trabajadora, lo que ha convertido a este momento de recesión económica en un escenario propicio para la aparición de una nueva receta política en el marco de la extrema derecha. La inmigración y la xenofobia, más concretamente la islamofobia, son los pilares sobre los que esta nueva ultraderecha ha fundamentado una forma de actuar que se une a sus ya conocidas tesis de nacional-populismo totalitario. El machismo y conservadurismo ante la posición de la mujer en este contexto de crisis son también algunos de los flecos que conforman las nuevas bases de la ultraderecha, en el Estado español, y en toda Europa.

“En España, falta trabajo y sobra inmigración”, es uno de los juicios que se lanzan una y otra vez, de forma martilleante, a la ciudadanía desconcertada por la situación de recortes sociales y un desorbitado aumento del paro. Aprovechando el crecimiento, en años anteriores, de población inmigrada alrededor de todo el estado, pero olvidando las pésimas condiciones en las que mucha de esta población se encontraba y se encuentra, intentan reforzar una tesis falta de argumentos realmente sólidos. De esta forma, lxs inmigrantes se convierten, según la derecha, en un enemigo a batir y en lxs responsables de una crisis financiera, social y ecológica. Entre los puntos fuertes del discurso xenófobo también se encuentra el intento de, ante la delincuencia, la inseguridad ciudadana y la inmigración, presentarse como los partidos del orden al defender políticas de “mano dura”. Vemos como, ante el malestar de la ciudadanía, se crean situaciones susceptibles de conectar con respuestas simples a problemas realmente complejos con liderazgos neo-populistas de carácter totalitario.
Hace algún tiempo, Ferrán Gallego, Doctor en Historia Contemporánea de la Universidad Autónoma de Barcelona citaba: “El riesgo de la extrema derecha no es que pueda ganar unas elecciones, sino que gane influencia social". En un ambiente como el citado anteriormente, la estrategia racista de la ultraderecha se hace patente en el panorama social y, como reflejo de esta, se organiza electoralmente. Ambos frentes son susceptibles de empeorar la situación en la que nos encontramos y deben ser vigilados y combatidos.

Desde que empezó la crisis en el año 2008, la derecha reaccionaria no ha cesado de crecer y alcanza ya lxs 37 eurodiputadxs en el Parlamento Europeo. En Francia, el Frente Nacional, liderado por Le Pen ha llegado al 11,6% de representación en las últimas elecciones y muestra un incremento considerable en las encuestas de cara a los próximos comicios. En Austria, ante un panorama similar, el FPÖ roza el 16% y así en otros muchos países de nuestro alrededor.

En el Estado español la situación electoral es, en buena parte, diferente al contexto europeo. El aglutinamiento de un sector más tradicionalista dentro del doble discurso del Partido Popular hace que otros colectivos se hayan mantenido, hasta ahora, con menor visibilidad institucional. Tras el fracaso y posterior disolución de Fuerza Nueva en 1982, la extrema derecha ha carecido de líder y partido consolidado que consiga aglutinar el voto, fuera del conservadurismo tradicionalista del PP. Los constantes enfrentamientos entre colectivos hicieron desaparecer por un tiempo la respuesta reaccionaria del panorama electoral pero estamos siendo testigos de que ésta vuelve a reorganizarse y avanza de nuevo.

Entre los colectivos más destacados encontramos a uno de los que reúne a los residuos neofascistas más violentos y extremistas, Democracia Nacional. A su alrededor encontramos grupos algo más minoritarios como Alianza nacional, estrechamente vinculada al terrorismo ultra o Combat España, coordinadora de neonazis de extremada violencia.
La corriente más dividida y singular del panorama ultra español es la que agrupa al tradicionalismo. Además de la avanzada edad de buena parte de sus bases, son crónicos sus enfrentamientos. Existen hasta cinco organizaciones que se reclaman falangistas. Sin embargo, algunos sectores del tradicionalismo pretenden renovar su discurso españolista incorporando el rechazo a la inmigración.

En Catalunya la ultraderecha presentó al menos 144 listas en las elecciones municipales del 22 de mayo de las cuales, gran parte de pertenecían al colectivo liderado por Josep Angleda, Plataforma per Catalunya (PxC). Bajo la consigna ’Controlemos la inmigración. Primero los de casa’, PxC se enfrentaba a sus terceras elecciones municipales tras su debut en las de 2003 con cuatro concejales, crecer en 2007 con 17, y quedarse a las puertas de entrar en el Parlament en las autonómicas de 2010 con más de 75.000 votos y un 2,4% de los sufragios.

El proyecto que ha intentado unificar a la extrema derecha estos últimos años ha sido España 2000. El partido de José Luis Roberto ha intentado seguir el camino del Frente Nacional francés aunque, hasta ahora, sin demasiados éxitos. Esto puede ser debido, entre otras muchas cosas, a las conexiones policiales de su líder, así como sus actividades empresariales en el mundo de la prostitución. Esto hace que sectores del fundamentalismo católico se hayan visto alejados de sus planteamientos. Roberto es el mayor dirigente de la patronal de prostitución (ANELA) y acoge en sus listas propietarios de distintos burdeles. Detenido en 1976 en relación al atentado con bomba contra el estadio del Levante UD, poco antes de la Trobada dels Pobles, involucrado en un tiroteo el 5 de enero de 1980 y en palizas, Roberto fundó junto a destacados ultras de la ciudad la empresa Levantina de Seguridad. Creada en Valencia en julio de 1980 con un cuantioso capital social, dio trabajo a los militantes de la extrema derecha en el sector de la seguridad privada.

Este escenario social y electoral se ha visto sorprendido por un nuevo agente, el movimiento 15M. Las movilizaciones que, desde mayo de este año, han emergido en el conjunto del Estado español han hecho que, por unos u otros motivos, la extrema derecha haya tenido una menor aparición. Sin embargo, este hecho no quiere decir que ésta haya desaparecido. Los atentados de Noruega muestran una preocupante radicalización y hace temer de una reorganización del colectivo ultraderechista, tanto a nivel europeo como a nivel estatal. Si a todo esto le añadimos un más que probable cambio de gobierno central a manos del Partido Popular el próximo 20 de Noviembre, la polarización en el conjunto de la ciudadanía no tardará en aparecer.

+ Info:

EL FASCISMO. Ernest Mandel

Josep Anglada y la Plataforma por Catalunya. Un esbozo de fascismo.Pepe Gutiérrez-Álvarez | Para Kaos en la Red | 21-11-2010

Contra els llibres: Noves glòries, velles agressions...! Miquel Rosselló

Ante el atentado de Utoya. “Psiquiatrizar lo ocurrido” o revisar la política europea. Miguel Urbán Crespo
Viento Sur

Un grupo neonazi profana una escultura de Miguel Hernández. El PSOE de San Sebastián de los Reyes denuncia la existencia de colectivos de extrema derecha en el municipio. Público, 15/8/2011

Un alcalde del PP mantiene a un policía juzgado por nazi


A la mateixa secció:


Autocriticar a los demás


No passaran


Cinc idees per una Barcelona #SensePor


Barcelona: Un grup racista intenta manifestar-se a la Rambla i és expulsat a crits


Las cloacas de interior (documental).


Euskal Herria: El dislate de Altsasua


Alsasua i el Dret Penal democràtic


La nova pell de la ultradreta


Múrcia: Connivencia con la extrema derecha para fabricar un titular


Informe Amnistía Internacional 2016/17 sobre la situación de los derechos humanos en el estado español

Creative Commons License Esta obra est� bajo una licencia de Creative Commons by: miquel garcia -- esranxer@gmail.com