contacte: anticapitalistes@anticapitalistes.net

 



 

Anticapitalistes
  
dimecres 11 de maig de 2011 | Manuel
Desde Burgos: ¿Cómo actuar contra los nazis?

O.J.D.

La organización neonazi Democracia Nacional ha desembarcado en nuestra ciudad con muchas fuerzas, fondos económicos y mucha menos vergüenza de la acostumbrada. Furgonetas y coches con publicidad, una sede electoral en el barrio obrero de Gamonal, buzoneos masivos y reiterados…

Ésta organización, con unos cuantos de sus miembros juzgados o encausados por asesinatos a militantes de izquierdas, palizas a inmigrantes, homosexuales… que hacen gala de una xenofobia atroz, que extienden el odio al diferente, al inmigrante, a la mujer que aborta, a quien piensa diferente, pretende conseguir asiento en nuestro Ayuntamiento con un ideario basado en cosas como suprimir las ayudas a las ONG (de las que tanta gente afectada por la crisis capitalista depende), negar los derechos ciudadanos básicos a l@s inmigrantes o negar a las mujeres sus derechos sexuales y reproductivos.

Pero el problema no es lo que ellos hagan, que es de suponer, sino la actitud que tiene la prensa, los burgaleses y los partidos políticos que se presentan a las elecciones.

El pasado 28 de abril Democracia Nacional (cuyo máximo dirigente-gurú estuvo encausado por asociación ilicita y por promover el odio racial) tenía previsto hacer una tertulia en un conocido bar de Gamonal auspiciada por el Consejo de Barrio G9 y cerca de medio centenar de vecinos del barrio y de diferentes organizaciones de la ciudad se dieron cita de manera bastante esporádica para mostrar su rechazo a que una organización de éste tipo se pasee por nuestras calles con su mensaje racista y xenófobo. Fueron los mismos nazis los que llamaron a la Policía Nacional para que les “protegiera” y quienes primero aplazaron el acto y más tarde lo trasladaron a la sede ¡del mismo Consejo de Barrio!

Más tarde, como no podía ser de otra manera, emitieron un comunicado declarándose pobres víctimas de la “violencia de la extrema izquierda” y de que les “habían impedido el acto”, cuando nadie meneo un dedo por boicotearlo, la verdad. Más tarde, el Consejo de Barrio pidió a los demás partidos que condenaran ese “acto antidemocrático” del que habían sido víctimas los pobrecitos de Democracia Nacional (esos mismos que aplaudían al asesino de Carlos Palomino) y varios partidos hicieron sendos comunicados compadeciendo a los nazis y juzgando una situación de la que ni tenían noticias. La honrosa excepción fue Izquierda Unida, que supo tener una actitud acorde con la situación, todo sea dicho.

Éste incidente se añade a muchos otros protagonizados por éstos tipos, herederos del fascismo, el nazismo y el franquismo, y que ahora se visten corbatas y van de demócratas de toda la vida, codeándose con los candidatos de los demás partidos políticos. Y aquí llega una de las cuestiones: ningún partido político ha hecho ninguna declaración condenando la presencia en las elecciones de éste partido neonazi (y aquí no hay ninguna honrosa excepción) y todos han posado en la prensa sonrientes con el candidato de DN.

La prensa, lejos de tener una conducta mínimamente beligerante, les ha abierto el camino con entrevistas, artículos…

Gracias a esa actitud, por ejemplo, está avanzando en Catalunya la extrema derecha de Plataforma per Catalunya (PxC), haciéndose con un puñado de cargos públicos desde los que arrinconar los derechos de los inmigrantes y extender su ideario de odio y racismo. Afortunadamente las organizaciones de izquierda y los movimientos sociales ya han creado estructuras unitarias desde las que movilizan a cientos de personas contra PxC y están plantándoles cara en las calles.

Burgos: ¿Cómo actuar contra los nazis?

Más allá del extendido pensamiento entre buena parte del reformismo local de que los nazis no son un problema o que son marginales, o peor aún, como ya hemos visto, juzgarles parte natural del paisanaje electoral, la única opción que se ha demostrado útil es movilizar de manera amplia a todos los sectores antifascistas, desde las bases de los sindicatos mayoritarios, a la izquierda sindical, organizaciones políticas , movimientos sociales, estudiantes… a cualquiera que se considere antirracista y antifascista, sin pedir a nadie pedigrí. Dado que ellos intentan ofrecer una imagen de respetabilidad, esas movilizaciones unitarias y amplias han de ir encaminadas a desenmascararles antes los votantes y entre los trabajadores que, acuciados por la crisis, pueden absorber su mensaje de odio al inmigrante y la “prioridad nacional”, dejar bien claro a cualquiera que les vea que no son demócratas, sino fascistas con corbata, y que aunque la mona de vista de seda…

Igual que en la guerra civil antes del 36 o en Chile antes del golpe, el fascismo campa entre nosotros, y los resultados de dejarles hacer su “trabajo” libremente trae las mismas consecuencias dramáticas que trajeron entonces y en miles de casos más. Si no queremos ver más palizas a inmigrantes, agresiones a jóvenes de izquierdas, ataques a mezquitas y el crecimiento exponencial del racismo ya imperante, debemos tejer alianzas entre todos los que hemos gritado tantas veces: “No pasarán”.

Contra el fascismo, ni en Burgos ni en ningún sitio: ¡ No pasarán ¡

Font: anticapitalistas.org


A la mateixa secció:


L’estat espanyol indemnitza un neonazi de Pànzer per la destrucció de les seves armes de guerra


¿Qué pasa si un policía falta a la verdad?


Absolución de los 7 del AVE: concentración y presentación de moción al ayuntamiento de Alacant


Absolución de los 7 del AVE


Las trampas de las reformas de la Ley Mordaza


El Congrés manté que votar les lleis de desconnexió del Parlament pugui ser considerat un delicte de terrorisme.


Galicia: Absuelto un activista vigués tras retirar los cargos el policía que pedía para él tres años de cárcel.


La xenofobia institucional y la austeridad. Gasolina política para el auge electoral de la extrema derecha


‘Operació Catalunya’: el mapa d’una trama amb origen a La Moncloa


Democracia y sedición

Creative Commons License Esta obra est� bajo una licencia de Creative Commons by: miquel garcia -- esranxer@gmail.com