contacte: anticapitalistes@anticapitalistes.net

 



 

Anticapitalistes
  
diumenge 5 de desembre de 2010 | administrador
Elecciones sindicales en la enseñanza pública: los sindicatos corporativos ganan espacio

Miquel Garcia

El pasado 2 de diciembre
se realizaron elecciones sindicales en los centros de enseñanza
públicos de 13 administraciones autonómicas, además de en Ceuta y
Melilla. Por sus calendarios particulares quedan pendientes las
elecciones de Catalunya, Galiza, Euskadi y Nafarroa, además de las
de la provincia de Teruel, que no se pudieron llevar a cabo en la
fecha prevista por razones climatológicas.

En términos globales es
de destacar el aumento porcentual de 5 puntos de los sindicatos
corporativos ANPE y CSIF
, desigualmente repartido entre ambos, ya que
el crecimiento más importante (4 puntos) ha sido el del CSIF. El
espacio electoral perdido en favor del corporativismo se
reparte en forma muy equitativa entre CCOO, UGT y STES (siempre
hablando de manera global, porque las especificidades de cada
administración son muy importantes).

En este contexto general y por
lo que a número de delegados se refiere, éstos quedan repartidos de
manera muy igual entre los cinco sindicatos en liza con porcentajes
cercanos al 20%, excepto en el caso de la UGT que baja al 14%. Dentro
de los márgenes estrechos existentes el primer sindicato en cuanto a
resultados es CCOO, seguido por STES, ANPE, CSIF y UGT
. Nótese no
obstante que, puesto que quedan elecciones pendientes, el orden
señalado se puede ver finalmente alterado (ello en lo
que se refiere a STES, ANPE y CSIF, porque CCOO incrementará seguramente su
diferencia y UGT se mantendrá casi con seguridad en último lugar).

El sindicato CSIF ha
aumentado su número de delegados en un porcentaje que supera
ligeramente el 4%,
pasando de un total de 210 a 298 (considerando
únicamente aquellas administraciones en que se han producido
elecciones.) Destacan sus ascensos en Andalucía, Madrid, Castilla y
León y País Valencià. En el éxito de este sindicato han influido
diversos factores que será preciso analizar en detalle: el propio
contexto económico y socio-político de crisis, al cual las
organizaciones sindicales de clase no han sabido o han podido hacer
frente de momento; el desprestigio de estas mismas organizaciones
ante franjas más o menos amplias de profesorado; la integración en
las plantillas de sectores jóvenes con un bajo nivel de conciencia
política y con tendencia a una visión muy corporativista; y la
misma práctica sindical del CSIF.

 

 

El CSIF desarrolla, en la
enseñanza pública, un discurso en el que se combinan lugares
comunes y tópicos de la derecha
(respeto por el profesorado y su
autoridad, cultura del esfuerzo, aumento de las medidas
disciplinarias en los centros...) con una defensa de los derechos
laborales y salariales del profesorado y hasta formalmente de la
enseñanza pública en su conjunto
(ver al respecto su documento
“Propuestas de mejora del sistema educativo”). Pero este
sindicato no se queda en el mero discurso, sino que también ha
estado movilizando contra los recortes salariales impulsados por el
gobierno ZP
(convocó la Huelga del 8-J) y, ahora mismo, contra los
recortes de derechos que para la gente funcionaria supondrá la
desaparición del MUFACE. Todo lo anterior no le ha
impedido boicotear de manera clara la convocatoria de la HG del 29-S
y exigir de manera reiterada la dimisión del presidente Zapatero
. Su
cercanía a las administraciones autonómicas gobernadas por el PP y
el trato de favor de éstas hacia el CSIF son también de dominio
público, hasta el punto que la “rumorología” sindical se ha
hecho eco de un supuesto llamado al voto CSIF por parte del PP. Sin embargo, el CSIF no deja de
manifestarse “crítico” frente a determinadas medidas impulsadas
por las administraciones populares. En suma, se trata de un discurso
y de una práctica que pueden resultar atractivas para capas del
profesorado poco concienciadas
y con escasa claridad respecto de las
causas de los procesos en desarrollo. Habrá que ver, no obstante, en
que medida pueden sostenerse frente a un gobierno “amigo”, como
sería el de un PP victorioso
tras las elecciones generales del 2012,
que por supuesto continuaría impulsando recortes en la enseñanza
pública, degradando ésta y atacando los derechos del profesorado y
de la comunidad educativa en general.

El otro sindicato
corporativo, ANPE, también ha experimentado un ascenso cercano al
punto, siendo éste más notorio en las comunidades de Canarias,
Castilla y León, Castilla-La Mancha y Murcia. Excepto en el caso de
Castilla y León, en que tanto ANPE como CSIF han incrementado
fuertemente sus resultados, en el resto de lugares se produce un
“reparto” entre ambos sindicatos, de tal forma que en las
administraciones en que uno de ellos incrementa, el otro no lo hace o
lo hace muy poco. El ANPE obtiene buenos resultados en
administraciones de un perfil general más conservador y con menor
tradición combativa, lo cual quizás se halla en consonancia con una
práctica de más “baja intensidad” que la del CSIF y que no
recurre en forma tan sistemática a posiciones “críticas” frente
a las administraciones educativas.

Los sindicatos CCOO y UGT han experimentado descensos (del 1,8 y del 1,4% respectivamente), destacando la pérdida de 9 delegados por parte de CCOO en Andalucía y de 5 por parte de la UGT en Castilla-La Mancha. Los mismos factores generales que antes señalábamos como causas del incremento de voto a los sindicatos corporativos han perjudicado a los mayoritarios. En el caso andaluz una notoria voluntad pactista de CCOO con la administración socialista le ha pasado seguramente factura.

Finalmente, por lo que
respeta a los STES (descenso del 1,77%), destaca la debacle producida
en Madrid donde el STEM ha perdido los 16 representantes que obtuvo
en el 2006, quedándose sin delegadas. Una parte importante de los
votos perdidos por el STEM parecen haber sido recogidos en este caso
por CCOO (que pasa de 72 a 94 delegados). Las causas de esta
catástrofe electoral parecen encontrarse en una práctica sindical
muy deficiente y poco combativa, bastante alejada de la que es tónica
general en la confederación de STES. En el extremo contrario se halla el USTEA de Andalucía que pasa de 32 a 58 delegados, recogiendo probablemente buena parte del voto combativo perdido por CCOO.

Para concluir este breve
análisis destacaremos una vez más el relativo avance, entre la
gente trabajadora del sector de la enseñanza pública, de las
posiciones más corporativistas y proclives a la cercanía a la
derecha
, aunque esto no vaya a estar exento de contradicciones en el
futuro incluso inmediato. La evolución del panorama sindical
dependerá mucho del trabajo que los sindicatos de clase realicen a
partir de ahora y en particular del dirigido hacia los nuevos y más
jóvenes sectores del profesorado. Es preciso también hacer lo
posible para romper las visiones corporativas e insertar los
problemas y deficiencias de la enseñanza pública dentro del
contexto de la crisis y de las agresiones que se están produciendo
contra la clase trabajadora en su conjunto.

+ Info:

Tras años de predominio en la enseñanza vasca CC OO desciende hasta la cuarta posición
LAB gana las elecciones en la enseñanza y CC OO se hunde por su política entreguista
. Rebelion, 18/02/2011


A la mateixa secció:


¿Quién manda en la educación?


Apologia de la filosofia


“No nos educan, nos normalizan, nos reducen, nos apagan”, Andrea Martínez, alumna de Bachillerato


STEPV i Escola Valenciana valoren positivament que la majoria dels centres opte pels nivells avançats dels programes del Decret de Plurilingüisme.


Per un gir en educació, 9-M Vaga en l’ensenyament


València: PSPV, Compromís y València en Comú aprueban cesión de suelo público a la privada Universidad Europea


Per què els bancs i caixes tenen tant interès en l’educació?


STEPV demana a la Conselleria que no aplique les revàlides


Un Decret de Plurilingüisme que no elimina l’exempció al valencià


Así montó Esperanza Aguirre su guerra sucia contra la Marea Verde

Creative Commons License Esta obra est� bajo una licencia de Creative Commons by: miquel garcia -- esranxer@gmail.com