contacte: anticapitalistes@anticapitalistes.net

 



 

Anticapitalistes
  
dimecres 27 d’octubre de 2010 | Manuel
+ Hablamos sobre las pensiones y la crisis con Miren Etxezarreta

Un informe de CCOO PV asegura que el sistema público de pensiones “goza de muy buena salud financiera”


En el documento Consideraciones sobre el sistema público de pensiones, se concluye que el retraso propuesto de la edad de jubilación a los 67 años, no sólo pretende erosionar el sistema público de pensiones, para transferir recursos al sistema financiero mediante los planes privados, sino que supondrá 200 000 oportunidades menos de empleo en el mercado para personas jóvenes


Comisiones Obreras del País Valenciano ha considerado pertinente aclarar los intereses a los que responde el insistente planteamiento a la opinión pública, sobre la supuesta necesidad de atrasar la edad de jubilación de 65 a 67 años, como condición imprescindible para salvaguardar el sistema público de pensiones.

Según se detalla en un informe elaborado por el Gabinete técnico de economistas del sindicato, la argumentación básica que sustenta dicha medida es la evolución demográfica y la estimación del volumen de pensionistas que habrá en España en 2025 en relación con el volumen de cotizantes. Sin embargo, una visión retrospectiva de estas proyecciones muestra las enormes diferencias existentes entre la evolución prevista y la realidad. Precisamente, estas proyecciones han sido utilizadas históricamente para atacar el sistema de pensiones en nuestro país.

El Pacto de Toledo nace para evitar que el sistema de pensiones formara parte del debate partidista, y con la finalidad de obtener consensos que salvaguardaran su viabilidad. Este Pacto, donde se integran todas las fuerzas políticas con representación parlamentaria y los agentes sociales y económicos, ha determinado desde su creación una serie de medidas para la mejora del sistema donde, tras el análisis de las previsiones sobre la evolución de las cotizaciones y de la propia evolución del gasto en pensiones, no se ha señalado hasta la fecha la edad de jubilación como elemento esencial para la viabilidad del mismo.

En estos momentos, con una tasa de paro del 20% y una tasa de empleo que se sitúa 16 puntos por debajo de la media de los países de la eurozona, y con una edad de jubilación real que se sitúa por encima de la media europea, el sistema sigue teniendo superávit. España, además, es uno de los pocos países que no financian el sistema con impuestos (sólo 8 de los 27 países que componen la UE financian el sistema sólo con cotizaciones) y las proyecciones a 2025 situarían el gasto en pensiones en un 10,6% del PIB, precisamente la media de gasto que en estos momentos tienen los países de la UE.

Según el informe, el enfoque basado en las previsiones demográficas es interesadamente simplista y deja fuera del debate otros factores que son tanto o más importantes para la viabilidad del sistema que la propia evolución de la pirámide de población. Una parte de estos factores son fruto de los propios objetivos de la política económica, como es la evolución de la tasa de empleo, muy por debajo de la media europea, sobre todo en el colectivo de mujeres, la evolución de los salarios, con niveles inferiores a los de nuestros socios europeos, o la evolución de la productividad que viene determinada por el modelo productivo por el que se apueste. Una política económica y laboral que tenga como prioridad la creación de empleo de calidad es una condición necesaria para el sostenimiento del sistema. La Reforma Laboral, recientemente aprobada, iría en contra de esta prioridad.

Otra parte de los factores dependen de la política que se realice dentro del propio sistema público de pensiones, y que viene marcada por las recomendaciones del Pacto de Toledo, entre otras, la lucha contra el fraude, la separación de fuentes de financiación que evite que las rentas asistenciales y los complementos de mínimos sean financiados por los cotizantes al sistema, o la necesaria unificación de regímenes.

A juicio de CCOO PV, no hay duda que con tasas de empleo, salarios, productividad o nivel de fraude, próximos a los países del área euro, y las modificaciones internas que requiere el sistema de pensiones, sobre todo, extrayendo aquellos gastos (rentas asistencias, complementos de mínimos, gastos de estructura del sistema...) que no deben financiarse con cotizaciones, el sistema público de pensiones no sólo no tendrá problemas de viabilidad en 2025, sino que, además, podrá hacer frente a la necesaria mejora de las pensiones.

En sus conclusiones, el informe apela a la necesidad de tomar conciencia de que un aumento de la edad de jubilación supondrá no sólo un deterioro de las condiciones de vida de la población, sino un aumento de la tasa de paro entre los jóvenes, y de la tasa de paro de larga duración de los mayores de 45 años. Se estima que cada año de atraso en la edad de jubilación supondrá 200.000 oportunidades menos de empleo en nuestro mercado de trabajo y que, obviamente, afectará en mayor medida al colectivo de personas jóvenes.

Font: http://www.pv.ccoo.es/nou2/com.asp?id=5161


ENTREVISTA | MIREN ETXEZARRETA, INTEGRANTE DEL SEMINARI D’ECONOMIA CRITICA TAIFA

“Las clases populares no hemos reaccionado: nos están dando todas las tortas que quieren”.

Hablamos sobre las pensiones y la crisis con Miren Etxezarreta, catedrática de la Universidad Autónoma de Barcelona y coautora de Qué pensiones, qué futuro.

Entrevista realizada para Diagonal, Viernes 30 de abril de 2010. Número 125 PABLO ELORDUY (REDACCIÓN) Y JON BERNAT ZUBIRI / BARCELONA

DIAGONAL: ¿Crees que la propuesta del ministro de Trabajo se ha quedado aparcada definitivamente?

MIREN ETXEZARRETA: No sé qué pasará con la edad de jubilación, ni si se ha aparcado este aspecto temporalmente debido a la reacción de la opinión pública. Pero me parece que antes o después, disimulado de una u otra forma, el proyecto es el de aumentar la edad de jubilación; por las orientaciones de las instituciones internacionales y bastantes países de la UE que han aumentado también la edad de jubilación. Sólo posiciones contrarias muy decididas de la opinión pública lo evitarían, y vista la muy moderada reacción de los sindicatos y de la opinión pública, es posible que esto no suceda.

D.: ¿Por qué ha quedado en segundo plano la propuesta de aumento del período de cotización?

M.E.: Ha suscitado menos controversias porque es algo un poco más difícil de entender y el tema del cambio en la edad ha tomado el lugar central en los medios. Está sirviendo de cortina de humo para todo el resto. Creo que es más grave el aumento de años para el cómputo que el aumento de la edad de jubilación, pues el aumento de años de cómputo rebaja inmediatamente las pensiones. Además, ahora se ha planteado pasar de 15 a 25 años de cómputo, pero algunos recordarán que hace poco tiempo se habló de utilizar como cómputo para el cálculo toda la vida laboral, lo que todavía disminuirá más las pensiones. Es curioso que en todo este debate no he oído mencionar el bienestar de los pensionistas ni una sola vez. Aparentemente no importa, parece que todos los pensionistas viven muy bien con sus pensiones actuales cuando la media es de 750 euros al mes y el 25% de los jubilados está por debajo de la pobreza severa.

“¿Hay algo más absurdo?”

“Los fondos de pensiones privados son unos excelentes negocios para el capital financiero (bancos y cajas); si la gente tiene unas pensiones públicas decentes no tendrá necesidad de hacerse fondos de pensiones privados, por lo que las instituciones financieras tienen todo el interés en que la gente crea que las pensiones públicas no se mantendrán, de forma que los que tienen posibilidades, se hagan planes de pensiones privados. Además estos fondos disfrutan de importantes desgravaciones fiscales. Se da la paradoja de que se utiliza dinero público para desgravaciones por las pensiones privadas, mientras se dice que no habrá dinero para pagar las pensiones públicas… ¿Hay algo más absurdo?

Font - amb enllaços suplementaris: http://diagonalperiodico.net/Las-clases-populares-no-hemos.html?var_recherche=etxezarreta

Articles relacionats:

Polarización Social y Pensiones. Vicenç Navarro

Una crítica del manifiesto de los cien economistas sobre las pensiones. Vicenç Navarro

Entrevistas a Miren Etxezarreta: “No veo por ningún lado la crisis de las pensiones”

Miren Etxezarreta: «Las pensiones privadas solo son el gran negocio de la banca»

La gran crisis de las pensiones (privadas). Público 19/9/2010

El sistema de pensiones sobrevive a los ’expertos’
Todos los informes emitidos en los noventa sobre la evolución de la seguridad social en España fallaron estrepitosamente

¿Qué hacer con el sistema público de pensiones?. Carlos Berzosa – Consejo Científico de ATTAC España

Estrategia de reforma del sistema público de pensiones. Juan Torres Lopez

Las cuentas del Estado para 2011. Las claves del sistema de pensiones

Las claves de la reforma de pensiones del Gobierno


A la mateixa secció:


La banca de la República, eina indispensable de transformació social


La Ley de Renta Valenciana de Inclusión a debate


El Fondo de Reserva y las pensiones


L’Assamblea per una Renda Básica al País Valencià presenta en Les Corts Valencianes la seua proposta alternativa a l’avantprojecte de llei de Renda Valenciana d’Inclusió.


Romper las cadenas de las deudas privadas ilegítimas (II)


Romper el círculo vicioso de las deudas privadas ilegítimas (I)


Un balance: 10 años de la ley de protección contra la dependencia


Baix Segura: Más de 1000 personas acuden a la manifestación en defensa de las pensiones públicas en Torrevella


Dejemos de pensar que sabemos más que los pobres y apliquemos de una vez la renta básica


Estado español 1985-2017: 32 años avanzando en la destrucción del sistema público de pensiones

Creative Commons License Esta obra est� bajo una licencia de Creative Commons by: miquel garcia -- esranxer@gmail.com