contacte: anticapitalistes@anticapitalistes.net

 



 

Anticapitalistes
  
divendres 5 de març de 2010 | administrador
Presentació pública de la Coordinadora Anticapitalista a Elda

Lectura del Manifiesto Fundacional de la CAL y presentación de la campaña: Cambiemos el mundo, no el clima

La situación política de la comarca está sufriendo una crisis a tres niveles. En primer lugar, una marcada crisis social y económica, con más de 30.500 parados en la zona, por otra parte, los proyectos de desarrollo de los gobiernos municipales se han centrado en despilfarrar en obras faraónicas el dinero del Plan E, claramente supeditadas a los intereses particulares y, por último, una oleada de corrupción y privatizaciones en los servicios públicos en toda la Comunidad que se ha extendido hasta nuestra comarca.

La hegemonía de la Derecha, acompañada de una alienación de la Izquierda institucional, cada vez más cercanas, han provocado una respuesta oportunista e interesada a la crisis, pactando fuerzas de todos los ámbitos ideológicos y sociales para cargar el peso de la precipitadamente llamada “salida de la crisis” sobre las trabajadoras y los trabajadores.

La economía se encuentra en brazos del gasto social y apunto de estrellarse contra el suelo y la gente se encuentra desanimada políticamente por culpa de un pacto social que no busca una salida de la crisis sino la redistribución del capital, marcando la diferencia entre la clase obrera y la élite adinerada.

En este contexto, es hora de construir una coordinadora anticapitalista y de clase, una Izquierda de Izquierdas. La Coordinadora Anticapitalista de Alicante nace como una organización política para coordinar los movimientos social-revolucionarios en nuestra región y para cuestionar las bases de nuestra sociedad.

Se hace preciso cambiar de rumbo, inaugurar una fase alternativa, abrir un nuevo período. Este periodo debe ir marcado por una coordinación política en dos vías: en primer lugar, una organización que permita aglutinar a todas las fuerzas anticapitalistas de la comarca en una misma dirección y, en segundo, la concienciación y movilización de los jóvenes y el conjunto de la sociedad. La cual desarrollaremos a través de diversas actividades como campañas de concienciación, charlas y conferencias, jornadas de convivencia o concentraciones.

Nuestro objetivo es coordinar todas las luchas de los que padecen la crisis para evitar que se produzcan de forma aislada. Es un objetivo difícil, el traducir este malestar social en una respuesta contundente y coordinada, pero es verdad que algunas de estas luchas están consiguiendo hacer presión y por ello hay que reforzar los movimientos sociales, apoyar las reivindicaciones vecinales, en los centros de trabajo y en los centros de estudio y detener a toda costa las propuestas neoliberales o incluso fascistas que vuelven a la carga en esta situación de crisis, de forma peligrosa.

Para actuar de forma coordinada, contamos con la completa colaboración de la organización política a nivel nacional Izquierda Anticapitalista, integrada en la Conferencia de la Izquierda Anticapitalista Europea, la cual ha apoyado incondicionalmente desde el principio nuestras reivindicaciones y nuestras propuestas.

Ideológicamente nos definimos como equitivistas, revolucionarios, anticapitalistas, ecologistas, feministas e internacionalistas y pueden colaborar con nosotros todas las personas y entidades que se sientan afines a nuestro proyecto. La asociación a Izquierda Alternativa Joven se puede hacer desde nuestra web http://revolucionate.org.es, a través de varios niveles, todos ellos totalmente gratuitos. De forma que quitamos todas las trabas a la gente que desee reivindicar junto con nosotros una alternativa social al actual y desbocado sistema.

Nuestro principal medio de difusión será pues nuestra página web http://revolucionate.org.es, diseñada de forma totalmente dinámica para facilitar la participación de la gente, junto con nuestra publicación mensual: “Corriente Alterna” que incluye artículos y editoriales desde un contexto regional hasta internacional.

Para terminar, quisiéramos solicitar el apoyo de toda la sociedad trabajadora de la comarca en este proyecto por la edificación de una verdadera alternativa política.

Cambiemos el mundo, no el Clima

Esta campaña con la que hemos querido iniciar nuestro proyecto habla por sí sola.

A nadie se le escapa ya que el cambio climático se concreta en catástrofes naturales cada vez más intensas y habituales. Katrina, Birmania, Haití… Todos estos fenómenos pueden provocar saltos cualitativos dramáticos en lo que respecta a reducción de la biodiversidad y a la desaparición de ecosistemas enteros.

Evitar que las catástrofes climáticas concretas que se están multiplicando hoy en el mundo muten en una catástrofe ecológica, económica y social y política todavía está en nuestras manos, pero EL TIEMPO SE ESTÁ AGOTANDO.

El calentamiento global se debe a más de doscientos años de quema de combustibles fósiles como alimento del capitalismo industrial moderno. El desarrollo capitalista y su conversión en un sistema mundial se han basado desde siempre en la disponibilidad de energía barata y altamente contaminante.

Hoy, el capitalismo mundial está atravesando una crisis profundísima, sólo comparable a la de los años treinta del siglo XX. Una crisis de sobreproducción.

Las relaciones sociales capitalistas han generado un grado de desigualdad entre clases y pueblos que hacen imposible que se resuelva sin un reparto radical de la riqueza, del trabajo, y de las prioridades de producción.

¿Cuál es la respuesta que nos da el capitalismo?

La respuesta capitalista, tanto a la crisis como al cambio climático, es justamente hacer cambios mínimos para que todo siga igual.

En lugar de asumir su responsabilidad en el cambio climático global, los países imperialistas han renunciado a modificar sus economías y eludir esas reducciones.

Resumiendo, el gran capital quiere aprovechar la crisis para imponer nuevas deslocalizaciones, nuevos planes de flexibilizacion del trabajo.

Es tarea de los movimientos anticapitalistas ligar la lucha por la defensa de los derechos sociales y la necesaria reconversión ecológica de la industria, de las fuentes energéticas.

No hay salida verde a la crisis sin romper con la lógica capitalista.

Seguirán buscando excusas para postergar las medidas radicales; pero no somos ajenos a los problemas ambientales asociados al calentamiento global.

Nosotros debemos tener voz en el diagnóstico y en las alternativas.

¡SALVEMOS EL CLIMA, NO LOS BANCOS!


A la mateixa secció:


El “momento populista”: Chantal Mouffe: la “postdemocracia” y la izquierda


El Kurdistán libertario nos atañe


Entrevista con Eric Toussaint: Para mantener una línea de cambios profundos, es fundamental la autoorganización de la población y la presión popular sobre los gobiernos


Mélenchon, Francia Insumisa, populismo


Catalunya: ¿De comunes a eurocomunes?


1917-2017. Repensar la revolución


Euskal Herría: Asamblea de EH Bildu, las formaciones se comprometen a "pasar de ser una coalición a un sujeto político"


Per una perspectiva radical a Europa. Pròleg del llibre ’Sobiranies: una proposta contra el capitalisme’ (Espai Fàbrica, 2017)


Francia: ¿Ponemos el grito en el cielo sobre Poutou en nombre del voto útil?


El capitalismo es poder, no economía (Abdullah Öcalan)

Creative Commons License Esta obra est� bajo una licencia de Creative Commons by: miquel garcia -- esranxer@gmail.com