contacte: anticapitalistes@anticapitalistes.net

 



 

Anticapitalistes
  
diumenge 2 d’agost de 2009 | administrador
La rebotiga de la Fórmula 1

Levante - EMV | Salvem el Cabanyal

H.GARCÍA / VALENCIA ­Ni el «glamour», ni el derroche, ni siquiera los grandes maceteros de quita y pon que decoran el circuito urbano. Nada de eso ha llegado a los barrios de la antesala de los grandes eventos donde predomina un paisaje urbano de solares degradados, colchones viejos tirados en mitad de la calle, zanjas que se eternizan, fachadas ruinosas y hasta gasolineras abandonadas. Los vecinos molestos con esta situación invitan a los responsables políticos a «pasarse, papel y lápiz en mano,» por las calles Francisco Eiximenis, José Aguirre, Ernesto Anastasio, Virgen del Puig, Francisco Cubells, Consuelo y Atarazanas para ver la otra cara de la F1, la del «urbanismo cutre». Denuncian, entre otras cosas, las deficiencias del servicio de limpieza y la práctica inexistencia de zonas verdes y el estado lamentable de las pocas que hay. El presidente de la Asociación de Vecinos Grau-Port, Jesus Vicente Andrés, corrobora las quejas. «La falta de limpieza ha sido una denuncia constante». Con las obras del Fondo de Inversión Local se ha hecho un «lavado de cara» en la parte del barrio comprendida entre la avenida del Puerto y el circuito, pero en la frontera del Grao con el Cabanyal «está todo muy abandonado».

En Mariano Cuber, una calle del Cabanyal no afectada por la prolongación de Blasco Ibáñez, proliferan los solares vacíos y degradados, algunos propiedad de Cabanyal 2010, la empresa pública encargada de ejecutar el controvertido plan especial del Cabanyal. El ayuntamiento derribó los edificios ruinosos fuera de ordenación pero la reurbanización de la calle lleva años pendiente. Los vecinos, asegura el vicepresidente de la Asociación de Vecinos del Cabanyal Vicente Gallar, lo han denunciado «mil veces» en la junta de distrito. «De aquí a cuatro días empezarán a poner jardineras para tapar la degradación», apuntó Gallart, quien lamenta que los grandes eventos «se repiten año tras año y no traen mejoras reales para los barrios del Marítimo».

La situación en Natzaret, quizás el barrio que más sufre las molestias de ruido y tráfico de la F1, tampoco ha mejorado mucho con los grandes eventos. Los vecinos denunciaron esta semana ante la Sindicatura de Greuges el incumplimiento por parte de la Conselleria de Infraestructuras del Plan de Actuaciones Urbanísticas del Marítimo que se puso en marcha en 1993 con objeto de acabar con la marginalidad y el tráfico de drogas y que no ha llegado a culminarse. Como tampoco la recuperación para uso vecinal del viejo cuartel de la Guardia Civil.


A la mateixa secció:


Iberdrola vol construir un magatzem de residus a la central nuclear amb més incidències de l’Estat


La plaça de bous de València torna a escoltar el clam animalista: ‘Falles sense sang’.


11 de marzo: sexto aniversario de Fukushima


¿Cuánto ganan las grandes eléctricas en el estado español?


Tractors al carrer


Ecologistes en Acció recolza les mobilitzacions contra els granels del port d’Alacant


Capitalisme a l’espanyola: El rescat de les autopistes en fallida


Caos climático ¿verdad o consecuencia?


Les cooperatives d’energia, aposten per un canvi de paradigma per fer front a les grans companyies.


TTIP, CETA y TiSA: Blindajes perfectos para criminales climáticos

Creative Commons License Esta obra est� bajo una licencia de Creative Commons by: miquel garcia -- esranxer@gmail.com