contacte: anticapitalistes@anticapitalistes.net

 



 

Anticapitalistes
  
dijous 16 de setembre de 2004 | Esther Vivas
Encuentro internacional del movimiento antiguerra en Beirut. Entrevista a Walden Bello, director de Focus on the Global South


Del 17 al 19 de septiembre, Beirut (Líbano) acogerá una importante reunión del movimiento antiguerra a nivel internacional. Este encuentro permitirá hacer un balance de las movilizaciones contra la guerra en los últimos años y establecer una estrategia y unas acciones futuras. El encuentro servirá también para aumentar los lazos entre el movimiento antiguerra y los movimientos en el mundo árabe y en Oriente Medio. La reunión de Beirut, convocada por diferentes colectivos, tiene entre sus promotores a Walden Bello, director de Focus on the Global South. En esta entrevista Walden Bello pone sobre la mesa los principales retos de esta cita.

Pregunta - ¿Cuáles son los objetivos más importantes de este encuentro del movimiento antiguerra en Beirut?

Respuesta - El movimiento antiguerra ha sido muy fuerte en términos de riqueza global, de todos modos, tal y como se han desarrollado los acontecimientos en el último año, el movimiento antiguerra no puede existir tan solo como una red, donde las actividades no están coordinadas entre sí y no podemos ir de una movilización global a otra. Creo que empezamos a darnos cuenta que necesitamos empujar juntos, de una manera coordinada pero no jerárquica, y que tenemos que pensar en lanzar una agenda y un calendario global para coordinar nuestras acciones. En otras palabras, pienso que el significado del encuentro de Beirut es el de empezar a pasar de la espontaneidad a unas acciones más coordinadas y organizadas porqué empezamos a darnos cuenta que este es el tipo de acciones que necesitaremos para enfrentarnos al poder militar de los Estados Unidos (EE.UU.). Y evidentemente, cuando hablamos de Irak, de Palestina, cuando hablamos de contrarrestar la intervención de los EE.UU. en muchas otras áreas nos damos cuenta que esto es una necesidad.

P - ¿Y por qué en Beirut?

R - El hecho que el encuentro tenga lugar en Beirut tiene una significación especial. Primero, Beirut, evidentemente, está cerca de las fronteras con Irak y Palestina lo cual significa que habrá iraquíes y palestinos participando en el encuentro. En segundo lugar, el importante simbolismo de Beirut. El Líbano es un país que ha sido capaz de derrotar a los EE.UU. y a Israel. Como todo el mundo sabe en 1993, los libaneses fueron capaces de echar los submarinos norteamericanos tras el gran ataque con bombas a las bases situadas en Beirut. Y evidentemente en el 2002, fueron capaces de expulsar a los israelíes. Por lo tanto, pienso que el significado simbólico así como las lecciones que proceden de esta experiencia serán muy importantes para el movimiento. En tercer lugar, necesitamos fortalecer las vínculos entre el movimiento árabe y el movimiento global por la paz porqué si no tenemos una plena comunicación entre ambos, si no hay un entendimiento claro entre las diferentes partes del movimiento árabe y las diferentes partes del movimiento por la paz no creo que seamos capaces de movernos. Y teniendo en cuenta que Oriente Mediano es y será una área central de lucha contra los EE.UU. si no cumplimos esta tarea de aumentar las conexiones entre el movimiento global por la paz y el movimiento en Oriente Mediano y el mundo árabe no seremos capaces de articular una respuesta comprensible para hacer frente a los EE.UU..

P - ¿Saldrán fechas de movilización global de este encuentro?

R - Tengo el presentimiento que este encuentro hará un llamamiento a días de movilización global, pero más allá de esto creo que promoverá proyectos más sostenibles como el apoyo a un tribunal internacional, campañas educativas y quizás acciones que tengan que ver con la coordinación entre grupos dentro y fuera de Irak. Hay una gran variedad de actividades que pueden salir de este encuentro.

P - ¿Cómo describirías hoy la resistencia en Irak?

R - Creo que está claro que en Irak, en este momento, tenemos una gran variedad de resistencias. Por un lado hay la gran resistencia de los suníes y de los chiítas. Por otro lado, la de los grupos religiosos, que tienen una base de masas como la milicia de Al Sader. Después, hay insurgencias populares de hombres, mujeres y niños que en muchas ciudades claves como Faluya son una resistencia popular. Evidentemente, hay grupos fundamentalistas y hay grupos que pertenecen al movimiento secular progresista, como la corriente democrática que aún no se ha sumado a la lucha armada. Diría también que hay grupos todavía conectados con el antiguo régimen de Sadam Hussein. Por lo tanto hay una gran variedad de grupos que ahora comparten una cosa en común que es la resistencia a la ocupación. Y esta no es una lucha como la de Vietnam dónde había un frente de liberación nacional. El que yo mantengo y mucha gente mantiene es que tenemos que apoyar el derecho que la población iraquí tiene de resistir y, en segundo lugar, tenemos que hacer un llamado a una retirada incondicional de las tropas de los EE.UU. Y no creo que esta retirada tenga que estar condicionada al tipo de resistencia que tiene lugar en Irak porqué lo que tenemos que pedir es una retirada clara para que las fuerzas en Irak sean capaces de relacionarse las unas con las otras en una situación abierta y conseguir el compromiso político necesario para establecer su propio gobierno nacional. Esto ahora no es posible con la ocupación de los EE.UU. y la instalación de un gobierno títere. Por lo tanto no tenemos que traer al escenario iraquí las mismas visiones y paradigmas que teníamos durante la guerra de Vietnam porqué no son lo mismo. Pero hay una cosa que sí se mantiene igual y ésta es la demanda de retirada de tropas que es la misma demanda que tenía la población vietnamita. Y creo que si mantenemos clara la idea que la gente en la resistencia no pide apoyo sino retirada, para poder crear su propio proceso para el cambio, entonces creo que estamos en la dirección correcta.

Declaraciones recogidas por Esther Vivas, el 8 de septiembre en el ASEM 5 People’s Forum.


A la mateixa secció:


Otra vez quieren que olvidemos el origen de este terrorismo


Malos tiempos para el antimilitarismo


Beethoven al G-20 i disturbis a Hamburg


Miles de personas se manifiestan contra el CETA en Madrid


El CETA destruirá puestos de trabajo (diga la Comisión Europea lo que diga)


Siria: El aventurerismo militar de Trump y sus implicaciones


Màxima tensió militar: què pot anar malament aquest dissabte a Corea?


Estados Unidos lanza la “madre de todas las bombas” sobre Afganistán


La Campaña No al TTIP, CETA TiSA convoca movilizaciones para el próximo sábado 21 de enero en más de veinte ciudades


Cuando creías que los acuerdos comerciales no podrían empeorar más, aparece Wall Street

Creative Commons License Esta obra est� bajo una licencia de Creative Commons by: miquel garcia -- esranxer@gmail.com